Francisco López 

  Francisco López 
De la sene Partes efe otros partes  
Carboncillo sobre papel guarro
100 x 35 cms
1990

   La producción plástica de Francisco López, data de fines de los años setenta, y aunque ha realizado algunas pinturas se le puede considerar ante  todo como un dibujante que también se ha interesado por la escultura  pública, así como ha incursionado en el campo del diseño y la ilustración, En  1984 obtuvo el cuarto premio en el Salón Regional de Artes Visuales; en 1985 fue Primer Premio en el concurso Carteles Ecológicos, Museo de Arte Moderno de Bogotá; en 1986 obtuvo otro premio en Arte para el Dorado, Museo de Arte Moderno de Bogotá; en 1987 obtuvo Mención en el Concurso de Carteles para Bogotá; en 1988 segundo premio en el Concurso Ideas para Bogotá, homenaje a Le Corbusier Sociedad Colombiana de Arquitectos y en  1990 finalista en el Concurso Arte Público para Ciudad Salitre, Sociedad Colombiana de Arquitectos.

  A través de su proceso artístico ha explorado múltiples posibilidades de este medio que van desde el tradicional trabajo con carboncillo y grafito sobre papel hasta obra efímera. En el XXVI Salón Nacional Artistas de 1994 expuso tres dibujos de gran formato trabajados en carboncillo sobre tela titulados Al cerebro con todo el corazón en los que se presentaban unas cabezas de gran formato elaboradas con un dibujo de matices diversos que variaban del negro al gris. Luego en el Salón Regional que precedió al XXXVI Salón Nacional de Artistas de 1996 realizó un dibujo efímero sobre la pared en el que trabajaron unas figuras de aspecto Picassiano que se convertían en un homenaje a la línea, y para el citado Salón presentó una instalación titulada Caja de dibujos en la que se rendía un homenaje conceptual al dibujo y sus herramientas. Desde hace algún tiempo viene realizando dibujos con computador y actualmente tiene una página Web sobre el dibujo.

   Francisco López participó en la muestra Ocho artistas exhibida en la sala principal del Museo en 1985 y luego en 1992 realizó una muestra individual, titulada Los felices azares del dibujo en los que se afirmaba de forma rotunda un gran placer por el oficio, por el acto de dibujan el gusto sensual por la línea y por la elaboración de grandes superficies tonales. A la colección del museo le pertenecen dos dibujos que fueron seleccionados por Santiago Cárdenas y donados en 1991. En estos trabajos de formato alargado se presentan objetos corrientes, herramientas y piezas de maquinaria que se convierten en un pretexto para realizar un cuidadoso dibujo en los que la luz va modelando estas formas sencillas. En uno de ellos predominan los grises oscuros, en otro los más claros, ambos dan lugar a una imagen en la que los valores tonales producen ante nuestros ojos una especie de "sinfonía en grises" realizada con grafito en la que se evidencia el enorme talento de Francisco López para dibujar

    

 "Lo que es hermoso es la imaginación del movimiento ... eso es el dibujo." En el umbral del nuevo milenio y en medio del discurso postmoderno estas palabras de Marcel Duchamp flotan como  salvavidas. Sobre ellas el arte se deja desvestir y nos revela su  verdadero encanto: el dibujo. El dibujo es el arte a flor de piel."
Francisco López 
De la serie Portes de otros partes  
Carboncillo sobre papel guarro
100 x 35 cms.
1990
Comentarios () | Comente | Comparta c