Santiago Cárdenas

Santiago Cárdenas
  Tablero  Mixta sobre papel
      54 x 75 cms.

    Santiago Cárdenas estuvo vinculado durante 20 años como profesor de dibujo y pintura a la Universidad Nacional. Se vincula desde su regreso de Estados Unidos, país donde residió desde 1947 hasta 1967. Fue director de la escuela de Bellas Artes de 1972 a 1974.

   Como lo anota Raúl Cristancho, 18 la actitud estética de Cárdenas, en buena parte está determinada por su formación en Rhode Island School of Design y en la Escuela de Arte de la Universidad de Vale, lo que le permite participar de un momento definitivo del arte norteamericano en el que convivía el espíritu del Expresionismo Abstracto y los inicios del arte Pop. Con respecto del papel del dibujo en su formación Cárdenas comenta: "(...) allí se insistía mucho en el dibujo tanto artesanal como conceptualmente." 19

   Sin duda, la influencia de Santiago Cárdenas ha sido decisiva en el arte colombiano, de forma especial en la generación que surge en el setenta particularmente por la mirada que dirige a los objetos cotidianos, triviales e insignificantes que pinta y dibuja. Es así como en su obra, enchufes, ganchos, corbatas, prendas de vestir y posteriormente tableros, han cobrado valor como imagen.

   En tres ocasiones se han hecho exposiciones en el Museo con la obra de Santiago Cárdenas, la primera en 1980, una muestra retrospectiva en la que se recogieron trabajos de su época de estudiante hasta obras recientes; en  1985 se presentó la muestra titulada Verdades sobre arte, mentiras sobre papel, un encuentro con la obra de Santiago Cárdenas con motivo del lanzamiento del libro de Jaime Ardila y Camilo Lleras, del mismo nombre. En 1999 con la curaduría de Miguel Huertas se realizó la exposición E; soporte invisible, relación entre la obra plástica y el ámbito de la arquitectura en la obra de Santiago Cárdenas.

  A la colección del Museo pertenece un dibujo en el que aparece un tablero trabajado en técnica mixta sobre papel. El procedimiento de esta obra roza con lo pictórico en la medida que existen amplias zonas trabajadas con pincel; así mismo el mundo objetual se funde con la abstracción, pues el tablero y su sombra pueden concebirse como manchas o superficies cromáticas. Pero esta imagen se fundamenta en la inmediatez del trazo del dibujo, una línea en grafito se traza sobre otra delineada con pincel, las dos delimitan el objeto con respecto de la pared y su sombra. Ambas se relacionan con otras de carbón y pastel, que han conferido realidad a múltiples desnudos femeninos en los que Cárdenas, con una libertad y rapidez que recuerdan los dibujos de Matisse y Rodin, ha creado una enorme cantidad de imágenes memorables que lo consagran como uno de los dibujantes más significativos del país.

 

      "Dibujar es la actividad de trazar líneas, puntos u otra infinidad de  marcas sobre alguna superficie para plasmar diversas formas que comuniquen ideas visualmente. Las líneas de un dibujo pueden ser tan triviales y efímeras como una raya hecha al arrastrar un dedo casualmente sobre el polvo de una mesa o tan trascendentales como los estudios de anatomía hechos por Leonardo da Vinci.En la era Paleolítica, los dibujos en los techos de las Cavernas de Altamira, por ejemplo fueron la primera señal de que el hombre  salía de la barbarie y el fango hacia la civilización y la cultura.
      Para mí el dibujo ha sido siempre una actividad natural, donde el   lápiz, la mano, el ojo y la mente forman un circuito de acción vital       para hacer visible al instante cualquier imagen. También siento el  dibujo como un instinto, como el deseo de acariciar las formas de un cuerpo o como la huella invisible que un bailarín deja en el  espacio al cortar el aire con su cuerpo.
      Las líneas, planos y volúmenes que definen formas en el espacio  del papel, los borrones y manchas, é inesperados accidentes que suelen aparecer durante el acto de dibujar crean un ritmo, casi  mágico, que equivale a la energía vital de quien gestó el grafismo       en primer lugar. Por todo esto el dibujo es para mí un impulso  elemental, instintivo y preciso y es además, el medio más directo  para transmitir el pensamiento humano al instante y a través de siglos."20.

 

  

18 Raúl Cristancho, Santiago Cárdenas, obra gráfica, Banco de la República, 1991
 
19 Santiago Cárdenas en una entrevista concedida a Raúl Cristancho, op. cit p. 14
 
20 Santiago Cárdenas Arroyo, Revista de la Universidad Nacional, revista bimestral, segunda época,   volumen II No. 12, Bogotá, Mayo de 1987
Comentarios () | Comente | Comparta c