Hacia mediados de siglo, surgió en Lima el deseo de imitar los modelos españoles de mayor prestigio en versiones académicamente correctas y cercanas a los originales. Faltan naturalmente, la concentración psicológica y religiosa de los lienzos de Zurbarán, pero están presentes con pocos cambios las composiciones. Joaquín Urreta produjo una Huida a Egipto, 1767, (Convento de los Descalzos, Lima) que repite con maestría y algunas variantes significativas el lienzo del Museo de Besancon23. La Virgen y el Niño son auténticos retratos tomados del natural, San José es más grande y está en posición más central, y el fondo es un paisaje de rasgos más flamencos, en el cual se ha agregado la escena de la caída de los ídolos, tomada de los apócrifos y tan importante para el contexto ideológico americano. Otro artista de escuela limeña como Julián Jayo, pintaba todavía en 1793 una versión de medio cuerpo casi literal del Santo Domingo (Convento de los Descalzos, Lima) de la serie de los Fundadores.

 

Anónimo, Escuela Cuzqueña. Siglo XVII. Arcángel San Miguel. Museo Pedro de Osma, Lima.

 

Joaquín Urreta "Huida a Egipto". Convento de los Descalzos, Lima.

Hasta a las más lejanas iglesias del mundo andino han llegado las figuras religiosas, concentradas y dignas de Francisco de Zurbarán para decorar los rústicos muros de piedra. Lugares retraídos como Pomata (Puno) e Italaque (Bolivia) cuentan con Apostolados completos que repiten los modelos del convento de San Francisco limeño. En buena cuenta, diseminados por todo el continente hay réplicas y versiones de la visión zurbaranesca de los grandes personajes del cosmos cristiano. Quienes los pintaron y rezaron ante ellos no compartieron el ideal austero del gran maestro de Fuentes de Cantos, pero la fuerza de su lenguaje plástico se adaptó por cuenta propia y contribuyó, entre muchos otros componentes, a formar el mundo original y genuino del arte americano.

23
En 1659 Zurbarán tenía preparados veinte lienzos para enviar a las Indias. Entre ellos dos Huidas a Egipto. D. T. Kinkead, Op. cit., 1983, p. 80.
Comentarios () | Comente | Comparta c