Sesión de club

CLUB DE NARRATIVA - 12 de Marzo de 2014 - "El otoño del patriarca" de Gabriel García Márquez.

Marzo 17, 2014

FECHA: Miércoles 12 de marzo de 2014 de 5 a 7 pm.
LECTURA: EL OTOÑO DEL PATRIARCA
AUTOR: GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ
TALLERISTA: Carlos Sánchez Lozano
ELABORÓ LA RELATORÍA: Sergio Gutierrez
Escuchar la discusión que genera una novela, es casi tan apasionante como leerla. Pues más que resumir “El Otoño del Patriarca” de Gabriel García Márquez, deseo tratar de transcribir las voces llenas de tantas emociones de sus lectores -Los participantes de la segunda sesión del Club de Narrativa de jóvenes y adultos de la Biblioteca Luis Ángel Arango. Estudiar con pasión ésta obra es lógico, aunque haya contrariedad entre la lógica y la pasión juntas.
El análisis de ésta magnífica obra, es compleja, el abarcarla con la envergadura que representa, en un tiempo tan corto, lo es aún más. Tantos puntos de vista que ofrecen todos los participantes enriquecen el estudio, y no está demás, reconocer que el texto da mucho para hablar; lo anterior lo pudimos comprobar, en las diferentes expresiones de exaltación audibles (y las no audibles) de los participantes ante la discusión. El Doctor Carlos Sanchez, hace una introducción donde logra contextualizarnos en la situación que estaba viviendo Gabo al momento de escribir dicha novela, es la situación de un autor que disfruta de comodidades económicas, producto de su arduo trabajo al escribir “Cien Años de Soledad”, su ausencia de América para establecerse en Europa y la concepción que adopto en el proceso, de una Latinoamérica y un mundo desbastados, a partir de la locura del poder en manos no capaces que ofrecen las dictaduras.
El Otoño del Patriarca, es un texto, donde Gabo nos guía por una mezcla de surrealismo y realidad, un texto enriquecedor caracterizado por su prosa lírica, poesía y una trabajo palabra a palabra, cerca de la perfección. Para todos los participantes fue una sorpresa detallar a un prosista que juega con los tiempos y los puntos de vista de la historia; y el inesperado tono de narración, que después de Cien Años de Soledad, hace referencia en varias partes del libro.
“Ésta es la patria que me impusieron sin preguntarme” Dice nuestro personaje: El tirano, ésta violencia y crueldad sorprendió a los participantes, para quienes las escenas en las que se realza la aberrante violencia del tirano, fueron recordadas con profunda impresión: Desde el Ministro de Defensa, servido como plato principal en la gran cena, hasta la corrupción sexual a la que el tirano hace partícipe a cuanta mujer se encuentra en su camino, lo cual refleja la cultura machista de las naciones latinas, pasando por la expulsión de curas y monjas de la nación del tirano, que más que imaginación, es una recopilación de la realidad de los tiempos de Hilario López y los jesuitas.
El poder que un campesino logró obtener, pasa de la fascinación en la que Gabo sentado en su máquina de escribir, creaba el personaje, a convertirse en indignación en muchos de los lectores. Un poder sobre las vidas de los que querían seguirlo (y los que no querían), sobre el dinero, las mujeres e incluso el tiempo: “¿Qué hora es?, y le respondieron: la que usted desee, mi general. Orden de Dios, se consideraban sus deseos”.
Pero aún con el gran poder que tenía, he aquí que un capricho se le esfumó de las manos, el nombre de Manuela Sánchez quedó en la mente de los lectores como el de la mujer que el Tirano trató de conquistar, con romanticismos y regalos, aún en contra de su ruin naturaleza sexual; al final éste sensible e inusual acto no dio fruto pues, ¡Manuela ha desaparecido!. La búsqueda acarreó muertes y desesperación.
Pero aún con esta locura producto del poder y después de este pequeño capricho encontró su verdadero amor. Dejó atónito a todos los lectores la clase de mujer que pudo cautivar y civilizar a éste campesino al mando, y un agregado mas de Gabo: las escenas eróticas son descritas en una poesía envolvente y mágica, simplemente lúcida.
Nuestro escritor dio la impresión de estudiar las dictaduras alrededor del mundo y sus resquemores en la historia de Colombia producto de la recién terminada dictadura Pinilla, esa imagen de un poder en exceso en los líderes y autoridades. El redactor, incluso logró predecir un futuro, como la reencarnación de Ignacio Sáenz y su despiadado corazón oculto tras sus cultos modismos, de las chuzadas, en los noticieros de Colombia; o ver como Colombia, cada día deja de ser más nación y su fuerza es consumida por la potencia del siglo XXI, como la nación que dirigía este opresor regala su país a los gringos, aspecto que causó un poco de humor pálido en los asistentes.
Voló una concluyente frase: “Este tipo de libros no están destinados a dar lecciones”, sin duda los participantes lograron definir muchos aspectos claves; tener tantos puntos de vista, significa tener muchas personalidades, y muchas personalidades nos dan muchas inquietudes y emociones, y cada vez que cada uno debatía acerca de la novela expresaba una multitud de emociones que abarcaron la sorpresa, la indignación, la tristeza, la magia, el amor, el odio, la fascinación y aún, la dificultad, que para varios significó leer el texto; pero toda la variedad de emociones convergieron al marcar “El Otoño del Patriarca” como un “librazo”. Una recopilación del pasado, una expresión del presente y una profecía para siempre.
“Mientras exista la locura del poder, existirá El Otoño del patriarca…”
 

Categorías: Sesión de club
Etiquetas: Colombia , Gabo , Historia , Liderazgo , Literatura , poder.