Pintura corporal: un arte de los indígenas colombianos

Febrero 27, 2017

Inspirado por una fotografía de un grupo de niñas de la etnia okaina tomada hace 104 años en el Amazonas colombiano por el antropólogo Thomas Whiffen, el fotógrafo inglés Piers Calvert se dio a la tarea de recorrer Colombia y documentar las tradiciones de pintura corporal que todavía se practican en varias comunidades indígenas. Así nació esta exposición fotográfica, una muestra que da cuenta de la actualidad y el orgullo de este arte milenario.

La exposición Pinturas y retratos de los indígenas colombianos, se exhibe entre el 22 de febrero y el 16 de julio de 2017 en el Centro Cultural del Banco de la República de Honda. La entrada es gratuita.

El patrimonio cultural es el hogar de la memoria colectiva, aquello que hace que la gente se sienta parte de un barrio, de una ciudad, región o nación, es decir, de una comunidad. Es un conjunto de elementos, materiales e inmateriales, que conectan a la gente con su pasado, la identifican en el presente y la proyectan hacía el futuro. 

Así, en esta exposición, veremos rostros de cubeos y wayuus que se transforman con líneas, cuerpos embera o wounán con diseños tradicionales que les otorgan poderes mágicos de animales y las manos de un uitoto, teñidas de negro para ocultar lo humano en rituales religiosos, son entre otras las maneras como los indígenas presentan y hacen presencia con su diversidad cultural.

La muestra impacta por la calidad de las imágenes que se quedan grabadas en la memoria. Todas fueron tomadas por Calvert con luz natural en ambientes selváticos o urbanos, pero con los fondos que tendría un retrato de estudio, les dan voz a los indígenas. Imágenes que con fuerza y sin palabras dicen estamos aquí, así somos ahora, los que nos pintamos, los que somos participes de un país pluricultural y multiétnica que cada día labra su futuro.

La exposición fotográfica podrá verse por dos meses en la sala Exploratorio del Museo del Oro, cuyas bóvedas cuidan las raíces indígenas de la historia de los colombianos. Las fotos de Piers Calvert y los indígenas, en ese contexto, reiteran que ese patrimonio cultural está vigente y nos habla sobre identidad, solidaridad, riqueza cultural y respeto por la diferencia, invitándonos a pensar la sociedad que queremos.

”Durante los rituales religiosos en los cuales se busca atraer a los espíritus para que acudan en ayuda de la gente, los indígenas colombianos han usado con frecuencia pinturas y cortes de pelo, perfumes y otras prácticas de modificación corporal. Los embera de las selvas del Pacífico son uno de los pueblos en donde la pintura corporal sigue teniendo mayor vigencia y elaboración, y se emplea en casi todos los “rituales del jaibaná” —el especialista religioso— realizados para relacionarse con los espíritus. Gracias a los trabajos de diversos investigadores, en especial de Astrid Ulloa (1992), se conoce bien sobre las costumbres corporales entre los embera.

Los embera, por ejemplo, transforman su cuerpo mediante diversas prácticas de modificación corporal, entre las cuales sobresale la pintura corporal y facial por su amplio uso y por ser uno de los pilares fundamentales de su identidad cultural.

Visite la web oficial de Piers Calvert: http://pierscalvert.com