Biografías

Wislawa Szymborska (1923-2012)

Febrero 3, 2012

Wislawa Szymborska, la poeta polaca nacida en 1923 y galardonada con el premio Nobel en 1996, es considerada como una de las mayores voces de la poesía contemporánea. Su breve obra, compuesta de no más de diez títulos entre poesía y prosa, se ha convertido en un espejo a la vez irónico y puntual de la procelosa época que le ha tocado vivir. Lo ha logrado a fuerza de hacer de su poesía el lugar de un insólito intercambio de preguntas y respuestas al que se ha entregado desde 1956, cuando los poetas polacos descubrieron, casi masivamente, que podían responder de forma amplia a las preguntas prohibidas por la política, o enmascaradas por la estulticia ideológica.
Ricardo Cano Gaviria, "Wislawa Szymborska, la gran dama de la poesía europea", Revista El Malpensante

En los poemas de Wislawa Szymborska, el universo parece la cocina de casa, y viceversa. Los milagros de sus poemas son inconmensurables gracias a lo pequeñas que son las cosas con las que están hechos. Tenía la puerta a esas dimensiones que los científicos suponen que están entre nosotros pero a las que no sabemos cómo acceder. Ella sabía, y sus poemas son el recuento de ese ir y venir suyo entre dimensión y dimensión cargada de pucheros y bibelots.
Martín López-Vega, "Rima interna", El Cultural  

"Se reía de la solemnidad, se reía de los clichés. Los que la leían le ponían música a su escritura. Decía que sus señas personales eran el entusiasmo y la desesperación. - ¿Cómo vivir? me preguntó alguien / en una carta, / yo le iba a preguntar lo mismo. - (...) Decían que Herbert (Zbigniew) obtendría el premio Nobel, pero el jurado acordó dárselo a esta mujer cuya inventiva resultó prodigiosa. Buscaba al mundo, como el título de su primer poema. Nunca fue solemne o monumental y sobre todo nunca se construyó un traje de piedra para la posteridad. Y sin embargo, era una filósofa, ya que su relación con el universo fue de escepticismo y admiración."
Elena Poniatowska, La Jornada

Creo que cada poema lo escriben dos personas. Hay una persona que es la que siente las cosas, la que las experimenta, la que piensa. Y otra persona, que está detrás de mí y dice: "¿No estarás exagerando?, ¿qué va a entender el lector de lo que estás escribiendo? y, además, ¿para qué le sirve?" Ese yo irónico está siempre, pero si desaparece escribiré muy malos poemas... ¡Y si desaparezco yo, también serán malos! (Risas)
Wislawa Szymborska, entrevistada por Félix Romeo
 

El miércoles 1 de febrero, murió a los 88 en su casa en Cracovia, la poeta polaca Wislawa Szymborska. En la Biblioteca Luis Ángel Arango la recordamos con un par de sus poemas. Y les recomendamos algunos de sus libros que pueden encontrarse en el catálogo de la Red de Bibliotecas del Banco de la República.

 

Dos poemas de Wislawa Szymborska.

Nada sucede dos veces...

Nada sucede dos veces
ni va a suceder, por eso
sin experiencia nacemos,
sin rutina moriremos.

En esta escuela del mundo
ni siendo malos alumnos
repetiremos un año,
un invierno, un verano.

No es el mismo ningún día,
no hay dos noches parecidas,
igual mirada en los ojos,
dos besos que se repitan.

Ayer mientras que tu nombre
en voz alta pronunciaban
sentí como si una rosa
cayera por la ventana.

Ahora que estamos juntos,
vuelvo la cara hacia el muro.
¿Rosa? ¿Cómo es la rosa?
¿Como una flor o una piedra?
Dime por qué, mala hora,
con miedo inútil te mezclas.
Eres y por eso pasas.
Pasas, por eso eres bella.
Medio abrazados, sonrientes,
buscaremos la cordura,
aun siendo tan diferentes
cual dos gotas de agua pura.


De Llamando al Yeti, 1957         
Versión de Gerardo Beltrán

 

Fotografía del 11 de Septiembre

—Saltaron hacia abajo desde los pisos en llamas:
uno, dos, todavía unos cuantos
más arriba, más abajo.

—La fotografía los mantuvo con vida,
y ahora los conserva
sobre la tierra, hacia la tierra.

—Todos siguen siendo un todo
con un rostro individual
y con la sangre escondida.

—Hay suficiente tiempo
para que revolotee el cabello
y de los bolsillos caigan
llaves, algunas monedas.

—Siguen ahí al alcance del aire,
en el marco de espacios
que justo se acaban de abrir.


—Solo dos cosas puedo hacer por ellos:
describir ese vuelo
y no decir la última palabra.

de Monólogo de un perro
Traducción de Gerardo Beltrán y Abel A. Murcia

Libros de Wislawa Szymborska en la Biblioteca Luis Ángel Arango


Aquí (edición bilingüe)

Traducción de Gerardo Beltrán y Abel A. Murcia Soriano.
Bartleby Editores, 2009.
891.851 S99a1

Dos puntos
Prólogo Ricardo Cano Gaviria
Traducción del polaco Gerardo Beltrán y Able A. Murcia Soriano.
Ediciones Igitur, 2007.
891.851 S99d

El gran número; Fín y principio : y otros poemas
Edición al cuidado de Maria Filipowicz-Rudek y Juan Carlos Vidal.
Madrid: Hiperión, 1997.
891.851 S99g

Instante
Prólogo de Mercedes Monmany
Traducción del polaco y epílogo de Gerardo Beltrán y Abel A. Murcia Soriano.
Tarragona: Ediciones Igitur, 2005.
891.851 S99i

Lecturas no obligatorias: prosas
Prólogo y traducción Manel Bellmunt Serrano.
Barcelona : Ediciones Alfabia, 2010.
891.85 S99l

Paisaje con grano de arena
Traducción de la Jerzy Slawomirski y Ana María Moix ; Prefacio de Jerzy Slawomirski.
Barcelona : Editorial Lumen, 1997.
891.851 S99p

Poemas escogidos
Traducción de Angel Zuazo López.
La Habana : Unión de Escritores y Artsitas de Cuba, 2008.
891.851 S99p5

Poesía no completa
Texto introductorio de Elena Poniatowska
Traducción de Gerardo Beltrán y Abel A. Murcia.
México : Fondo de Cultura Económica, 2002.
891.851 S99p2

Poems new and collected 1957-1997
Translated from the polish by Stanislaw Baranczak and Clare Cavanagh.
New York : Harcourt Brace & Company, 1998.
891.851 S99p1

View with a grain of sand : selected poems
Translated from the polish by Stanislaw Baranczak and Clare Cavanagh.
New York : Harcourt Brace, 1995.
891.851 S99v

 

 

Categorías: Biografías
Comentarios (0) comente