El Museo del Oro Nariño: un espejo para mirarnos a través de nuestro pasado

Diciembre 13, 2016

El  9 de diciembre de 2016 el Banco de la República reabre en Pasto el Museo del Oro Nariño, luego de una renovación total, que incluyó adecuaciones al edificio, la restauración de 480 piezas arqueológicas y la elaboración de un nuevo guión curatorial y diseño museográfico. La exposición presenta una mirada contemporánea sobre las sociedades prehispánicas de la región y entabla diálogos entre el pasado y el presente sobre importantes temas para la sociedad nariñense actual, como son: la diversidad cultural y lingüística, las relaciones con la naturaleza, con el territorio y la fauna, la economía, las tecnologías, las fiestas y los rituales. 

Nariño se escribe con “a” de amazónico, afro y andino

Con 480 objetos arqueológicos de oro y otros metales, cerámica, piedra, madera y textil, el museo presenta y contrasta dos grandes regiones de ocupación humana prehispánica: la costa pacífica y la serranía. Dando cuenta de las características topográficas de cada una y de los pueblos que las habitaron, de su cosmovisión, de las relaciones que entablaron con la naturaleza y de su organización social, política y económica. Incluye además cómo llegaron a la región durante el periodo colonial otras poblaciones indígenas, africanas y europeas, cuyos saberes se integraron con los locales y propiciaron la rica diversidad cultural que ha caracterizado a este territorio a lo largo de los siglos.

Tumaco, tal como lo muestran las investigaciones arqueológicas, fue la primera región colombiana donde se produjeron objetos de orfebrería, fechados hacia el 500 a.C. El nuevo guion curatorial explica los procesos de las tecnologías metalúrgicas indígenas para trabajar el oro, la plata, el cobre y el platino, éste último un metal que solo los orfebres de Tumaco, entre todos los del mundo en la antigüedad, pudieron trabajar gracias a técnicas complejas que inventaron. Se cuenta sobre el martillado, repujado, granulación, dorado, plateado y aleaciones que se desarrollaron tanto en la costa pacífica como en la serranía, así como las técnicas de minería artesanal que subsisten hoy entre comunidades afrocolombianas del municipio de Barbacoas. Sorprende el análisis de la geometría que caracteriza la iconograa de los vestigios arqueológicos de la altiplanicie de Nariño y Carchi.

El recorrido finaliza con ejemplos vivos de prácticas artesanales ancestrales que se han enriquecido con el encuentro de culturas, como el barniz de Pasto, la orfebrería barbacoana y la talla de máscaras de madera del alto Putumayo. 

 

Ver los demás videos del museo

 
A la vanguardia de los museos de Colombia


La intervención y ampliación del Museo del Oro Nariño estuvo a cargo del Departamento de Infraestructura del Banco de la República y de la Sección de Museología del Museo del Oro. Los diseños, realizados bajo criterios de sostenibilidad y versatilidad espacial y tecnológica, enriquecen la experiencia de los visitantes con elementos multisensoriales interactivos, como sonidos y videos. El guión científico del museo se potencializa con una exhibición de excelente diseño que incluye altos estándares de calidad en las vitrinas, iluminación con tecnología LED automatizada, seguridad electrónica y conservación preventiva de las colecciones.

Las obras de renovación del Centro Cultural del Banco de la República incluyeron la ampliación del área de exhibición del Museo, el acondicionamiento de espacios para la realización de talleres y exposiciones temporales, y la adecuación de una sala múltiple. Así mismo, se adecuaron baterías sanitarias, de eficiente consumo de energía y agua, para el público general, infantil y personas en condición de discapacidad. Se actualizaron las redes eléctricas, de voz y datos; las redes de detección y extinción de incendios; los equipos y sistemas de seguridad para el control y monitoreo de las piezas en exhibición; así como los acabados arquitectónicos (pisos, cielorrasos, pinturas, etc.) con materiales certificados por buenas prácticas ambientales en sus procesos de fabricación.

A partir de diciembre, los nariñenses y demás colombianos tendrán en el Museo del Oro Nariño un nuevo espacio de encuentro con nuestro patrimonio arqueológico, que hace realidad su lema: un espejo para
mirarnos a través de nuestro pasado. 

La renovación de este Museo en Pasto forma parte del proyecto de actualización de los Museos regionales del Banco de la República. En 2014 el Banco reabrió el Museo del Oro Tairona de Santa Marta y en 2015 el Museo Etnográfico de Leticia.
 

 

Para mayor información visite la página web del Museo del Oro Nariño: proyectos.banrepcultural.org/museo-del-oro-narino