Una exposición revisa la cosmovisión de los indígenas de la Sierra Nevada

Febrero 28, 2017

Indígenas de los cuatro pueblos peregrinando al sitio sagrado de Jukulwa, en la vertiente norte de la Sierra Nevada. Fotografía: Amado Villafaña.

La muestra recoge la cosmovisión de los koguis, arhuacos, wiwa y kankuamos, las comunidades indígenas que actualmente habitan en la Sierra Nevada de Santa Marta. Una investigación y trabajo fotográfico de Amado Villafaña, indígena arhuaco, producida por el Museo del Oro, que se presenta entre el 22 de febrero y el 16 de julio de 2017 en el Centro Cultural del Banco de la República de Pereira. 

Divida en siete ejes temáticos: Nuestro territorio, Antes de ver la luz, La Línea Negra, El orden territorial, Nuevos sitios sagrados, Los linajes y ceremonias, El orden de la vida y Nuestra visión, la exposición ilustra a través de 42 fotografías el mensaje urgente que los sacerdotes y gobernadores indígenas de la Sierra Nevada desean comunicarle a todos los pobladores del mundo, acerca del cuidado impostergable de este planeta que compartimos. Habla de los pensamientos y la visión frente al territorio, la naturaleza, el hombre, el mundo y la creación, que gobiernan la vida de estas comunidades, lo que ellos denominan la Ley de Origen.

“Para nosotros, la Sierra Nevada es el origen, el comienzo y el centro del mundo.”

“Los sitios donde la gran Madre nos dejó la Ley de Origen están conectados por la Línea Negra, la conexión sagrada, material y espiritual. Todo en nuestro territorio está relacionado: lo de arriba y lo de abajo, lo espiritual y lo material, la nieve y el mar.”

“En cada uno de estos lugares tradicionales los mamos se concentran, bajan al mundo de abajo en pensamiento y traen las ideas, la fuerza para gobernar de acuerdo con la Ley de Origen.”

A principios de siglo, por decisión de nuestras autoridades indígenas tradicionales o mamos surgió la idea de difundir hacia el mundo de afuera la visión ancestral de los pueblos indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta. En esa época, como hoy, la situación de derechos humanos era grave y las amenazas y asesinatos contra nuestra población llegaron a extremos inimaginables”, expresó Amado Villafaña durante una entrevista reciente.

Como una estrategia de divulgar al mundo su pensamiento la Organización Indígena Gonawindúa Tayrona creó el Centro de Comunicaciones Zhigoneshi, actualmente dirigido por Villafaña, un centro de producción audiovisual desarrollado enteramente por fotógrafos y videastas koguis, wiwas y arhuacos, que registra los rituales tradicionales, la cotidianidad, los eventos sociales y políticos, así como la riqueza natural del “corazón del mundo”, como los indígenas llaman a la Sierra.

Villafaña, autor de las fotografías de la muestra, ha sido secretario de las autoridades indígenas tradicionales de la Sierra Nevada y traductor de los mamos y el mundo blanco, también fue maestro de escuela de la comunidad Arwamuke y fiscal de la mesa directiva de la Confederación Indígena Tayrona. Es autor de varios documentales, entre ellos Nabusimake (2009), ganador del Premio al Mejor Documental en el Festival de Espiello en España.