Juan F. Hincapié

En la primera página de esta crónica, publicada originalmente por la revista SoHo en 2007 y que Tusquets Editores presentó en 2015, acompañada de un apéndice fotográfico y un epílogo, An­drés Felipe Solano afirma que el gesto disruptivo de irse a vivir a una ciudad ajena por seis meses y sobrevivir con los 484.500 pesos mensuales del salario mínimo fijado para Colombia en ese año equivale al viaje que hombres de otros siglos y otras latitudes emp

Una física doctorada en París, madre de dos hijos pequeños y con un trabajo de tiempo completo, se convirtió en la mejor noticia para la literatura colombiana en 2016. Lo fue, gracias a doce relatos trabajados los jueves, día en el que se reunía con el grupo del taller literario del escritor Héctor Abad Faciolince, quien tuvo el tino y el olfato de crear un sello editorial ―Angosta― y de hacer de La corriente su primer libro.

 La literatura y el fútbol: he ahí un difícil matrimonio. Matrimonio que, como en ciertas telenovelas latinoamericanas, comenzó a tener problemas gracias a un argentino. En este caso, el escritor Jorge Luis Borges, quien se expresó una y otra vez en términos peyorativos acerca del deporte más popular del mundo, como si este le hubiera hecho algo, como si de verdad le molestara su existencia misma.

Suscribirse a Juan F. Hincapié