Liliana Isabel Velásquez H.

Kumkunu Sierra Nevada de Santa Marta en voz ijka (arhuaca) He vuelto a verte montaña sagrada, tus dientes hacia el cielo (cada vez menos blancos) pero tu majestuosidad presente. Los primeros rayos me hablaron de ti envuelta en la bruma de la madrugada.   En mi despertar te sueño. ¿Cómo no anhelarte?, de donde vengo el miedo asalta los ojos sin remedio, y los niños adoran héroes falsos y malvados.   En tu orilla veo a los hermanos mayores

Guerras Aqueos y troyanos batallaron. Ilión ardió, ya fue la sangre derramada bajo los ojos de Príamo y Hécuba. ¿Por qué escucho aún el fragor de la guerra?

Suscribirse a Liliana Isabel Velásquez H.