Aporte para mirar un periodo poco estudiado

Tipo: 

N° revista: 

Boletín Cultural y Bibliográfico 93. La juventud del siglo XX

Tema: 

Autor: 

Libro reseñado: 

El Santuario. Historia global de una batalla

Datos libro: 

Matthew Brown. Patricia Torres (traducción). Universidad Externado de Colombia, Bogotá, 2015, 349 págs.

El 17 de octubre de 1829 tuvo lugar la batalla del Santuario, en el actual departamento de Antioquia. En ella, el pequeño e improvisado “Ejército de la libertad”, liderado por José María Córdova, se enfrentó a las tropas que el gobierno envió para deshacer aquella rebelión, comandadas por Daniel Florencio O’Leary y por otros militares también del exterior. Este es el punto de partida de un trabajo que reconstruye en detalle ese combate, intentando sobre todo recuperar y sopesar la participación de algunos extranjeros en la escena pública neogranadina desde el momento agónico de la República de Colombia hasta mediados del siglo XIX. Esos personajes son, al mismo tiempo, el instrumento idóneo para comprender el rol desempeñado por las potencias europeas, particularmente Inglaterra, en este periodo temprano de la nación.

El libro ofrece una útil recreación tanto de los movimientos de los diplomáticos europeos y estadounidenses, como de las tácticas y recursos utilizados por esos países para maximizar su influjo. Una contribución adicional de la publicación radica en mostrar cómo la influencia de aquellos hombres de armas no terminó con su decisiva participación en las batallas contra los españoles, sino que algunos también intervinieron en forma destacada en la construcción de la república y del Estado. En otras palabras, cómo ellos fueron también ciudadanos, civiles que se implicaron y se vieron arrastrados a las querellas faccionales normales en toda república, pero que aparecieron en toda su fatalidad después de cumplida la tarea independentista, cuyo cierre simbólico fue la batalla de Ayacucho. Los pocos que apostaron su futuro quedándose, pronto se percataron de que las relativamente modestas ilusiones de bienestar que podían lograrse, solo se alcanzarían vadeando grandes riesgos y soportando una esencial precariedad. Les resultaba indispensable dotarse de una estrategia y de unos apoyos y, en algunos casos, esto los condujo a hacerse incondicionales de ciertos jefes.

Leer texto completo