Aves de Caldas: la complejidad cotidiana entre la sobrevivencia y la belleza

Tipo: 

N° revista: 

Boletín Cultural y Bibliográfico 91. Las aves: un patrimonio natural y cultural

Tema: 

Autor: 

Algunos ven en la belleza de las aves la presencia diáfana de seres mágicos y alados que están más allá del alcance de nuestras manos, pero en realidad la belleza es mucho más terrenal y compleja. En algunos casos las aves se adornan para seducir, pero no tanto como para que un predador las cace; en otros, se visten muy diferente a las demás aves, porque en la naturaleza lo distinto es bello; algunas descrestan con sus talentos en el combate, y muchas lo hacen para encontrar su pareja de vida. Mencionar la belleza de las aves parecería algo tan evidente y simple, que cualquier atributo que se describa quedaría corto ante el recuerdo del lector; sin embargo, esa belleza, independientemente de la subjetividad del observador, tiene un costo y depende de una trama de relaciones y factores que la convierten en una asombrosa característica de estudio. En otras palabras, cualquier ave, indiferente de si nos parece bella o no, tiene que lidiar en forma cotidiana con interacciones de competencia, mutualismo, parasitismo o depredación con el fin de lograr su supervivencia, pero a la vez tiene que encontrar las mejores estrategias para reproducirse con éxito y asegurar su descendencia.

En la región andina central de Colombia, la belleza resulta aún más difícil de analizar debido a que es una región muy heterogénea, con una variación altitudinal amplia, una topografía desigual, condiciones climáticas y edafológicas diversas,  diferentes formaciones vegetales (bosque andino, bosque de niebla, páramos, nieves perpetuas) y zonas productivas (cafetales, guaduales, ganadería, cultivos de papa, frutales, minería, etc.). 

Leer texto completo

Perfil de la autora: Bióloga y maestría de la Universidad Nacional de Colombia con doctorado de la Universidad Ben Gurión de Israel. Se ha desempeñado como directora de Fomento a la Educación Superior del Ministerio de Educación, como vicerrectora de investigación y vicerrectora académica de la Universidad Nacional de Colombia, asesora de la Subgerencia Cultural del Banco de la República y directora de la Red de Bibliotecas del Banco de la República. Cuenta con más de veinte artículos científicos en el área de biología y más de diez publicaciones en el área de educación.