Bernardo Mendel y Emiliano Díaz del Castillo. Dos bibliófilos americanistas, dos historias opuestas

Tipo: 

N° revista: 

Boletín Cultural y Bibliográfico 92. El coleccionismo privado y la preservación del patrimonio cultural

Tema: 

Autor: 

PRIMERA PARTE. EL EXILIO DEL TRÓPICO: LA BIBLIOTECA DE BERNARDO MENDEL

Los dos bibliófilos más importantes en la historia de Colombia, Nicolás Gómez Dávila y Bernardo Mendel, vivían en la misma manzana al pie del Gimnasio Moderno, al norte de Bogotá. Tal vez haya sido una jugada del destino. Gómez Dávila era conservador y se autodefinía como reaccionario. Aunque, al contrario de los prejuicios que pueda generarnos esa palabreja, era unreaccionario brillante, o como algunos han dicho, auténtico. Mendel era unempresario liberal de origen austriaco. El primero vivía en una casa Tudor inglesa, diseñada por el arquitecto Pablo de la Cruz, el preferido por la burguesía bogotana de aspiraciones aristocráticas: la casa parecía transportada del Oxford del siglo XVIII alaltiplano cundiboyacense, para ser sembrada entre pinos romerones y vacassabaneras. La casa de Mendel era racionalismo puro: blanca, reticular, diáfana, alemana, de líneas depuradas. Gómez Dávilaprefería la teja de barro colonial santafereña. Mendel optó por laplaca de concreto corbusiana. Gómez Dávila era católico, apostólico yromano. Mendel era judío no practicante (o sea, doblemente hereje desde la perspectiva delos integristas católicos y de los judíos practicantes). Gómez Dávila tenía susabolengos anclados en la Sabana hasta tiempos deconquistadores. Mendel era un autoexiliado con raíces débiles allende el océano. Gómez Dávila vivía de la renta, las haciendas y lasherencias. Mendel, de su actividad como comerciante exitoso y era multimillonario. El primero era piadoso y caritativo, y elsegundo, un filántropo moderno. 

Leer texto completo