Contra la imposición del silencio

Tipo: 

N° revista: 

Boletín Cultural y Bibliográfico 92. El coleccionismo privado y la preservación del patrimonio cultural

Tema: 

Autor: 

Libro reseñado: 

La escritura, ese lugar que me acompaña

Datos libro: 

Montserrat Ordóñez , Carolina Alzate, Betty Osorio y Beatriz Restrepo (Edición académica y compilación). Universidad de los Andes, Bogotá, 2014, 208 págs.

"Hay  una larga lista de mujeres que no se conforman sin voz propia, que quieren ser parte de un mundo de donde ellas han sido excluidas y participar en una historia colectiva." (Montserrat Ordóñez)

 Montserrat Ordóñez Vilá se crio en Barcelona, creció en Bucaramanga, trabajó como au pair en Inglaterra recién graduada de bachillerato, estudió Lenguas Modernas en la Universidad de Los Andes, se quedó allí trabajando como profesora (“en un momento en el que estaba mucho más abierto el mercado laboral en las universidades de Bogotá y los recién graduados nos quedábamos enseñando en las mismas instituciones en donde nos habíamos formado” [págs. 2021), viajó a Madison, Wisconsin, donde hizo una maestría en literatura comparada y un doctorado (“en literatura comparada encontré gente igual a mí” [pág. 22]), y volvió a enseñar a la Universidad de los Andes en 1976:

 La palabra computador pertenecía a los ingenieros y nadie podía entender cómo se podía usar en humanidades sin convertirse en robot. Y ni hablar de las teorías literarias que acababa de trabajar. Nadie sabía de qué hablaba, así que otra vez tuve que callarme. Me sentía incómoda en un ambiente académico mucho más rígido y tradicional, y no tenía ningún grupo de apoyo [págs. 24 – 25].

Leer texto completo