Genealogía del humor cachaco

Tipo: 

Tema: 

Autor: 

A diferencia de la caricatura, que forma parte integral de la prensa escrita colombiana desde los tiempos de la Regeneración y a propósito de la cual podrían citarse centenares de ejemplos y plasmarse gran cantidad de perfiles, el humor escrito no cuenta con muchos exponentes en la prensa bogotana, aunque los ha habido, los hay en la actualidad, y algunos de ellos han sido y son de gran relevancia en la historia y el presente del periodismo colombiano.

Lo anterior, sin embargo, no significa que el humor escrito haya sido un ave más bien rara. Por el contrario. Aunque ha habido más bien pocos columnistas dedicados de manera exclusiva a este oficio, el humor, y sus hermanos el sarcasmo y la ironía, sí han estado presentes en diarios y revistas de la capital desde tiempos anteriores a la Independencia.

Lo anterior se explica porque, ante todo, el humor es una de las herramientas fundamentales del periodismo de opinión. Y esto debe verse de diversas maneras. Por un lado, el humor no necesariamente es sinónimo de risa. Y escribir con humor no significa escribir en chiste. Por lo general, el humor político, tanto gráfico como escrito, tiene una finalidad muy seria. Por ese motivo muchas veces molesta, ofende y hiere a quienes son víctimas de esos “aguijones revestidos de miel”, como el gran caricaturista Ricardo Rendón definía el humor.

No resulta fácil reseñar la historia del humor escrito en la prensa de Bogotá. No basta con citar a los grandes columnistas de humor de la historia (a varios de los cuales se les dedica un artículo aparte en este especial), sino que también se hace necesario mirar cómo los cronistas y columnistas de temas serios han incursionado en el humor. Además, el humor también aparece en artículos informativos. Ya sea en aquellos que refieren alguna noticia curiosa, o por aquellos reporteros y redactores que se valen del humor para expresar alguna ironía o ponerle una nota de color al texto.

Leer texto completo