La pájara vida: breve historia de la observación de aves en Colombia

Tipo: 

N° revista: 

Boletín Cultural y Bibliográfico 91. Las aves: un patrimonio natural y cultural

Tema: 

Autor: 

Desde hace poco, las redes sociales en Colombia empezaron a inundarse de mensajes que hubiesen sido impensables un decenio atrás. Es raro el día en que alguien no publique la fotografía de un ave, pregunte por su identidad o, lo que es mucho más sintomático, alardee amigablemente de su encuentro. Es la explosión de la pajarería, [1] afición contagiosa que se expande inexorable por todos los rincones del país de la misma forma que lo hizo en otras épocas en países en los que hoy se ha convertido en el renglón económico más sobresaliente entre todas las actividades al aire libre.

Colombia tiene una larga tradición ornitológica, pero a pesar de ello la observación de aves como pasatiempo solo en años recientes se hizo popular, lo cual no deja de ser curioso en un país que se enorgullece de tener la máxima riqueza de especies de aves silvestres en su territorio. Si bien la gran mayoría de los estudiosos de las aves son verdaderos apasionados por su oficio, la línea divisoria entre sus afanes y los de quienes se consideran primariamente pajareros apenas se empieza a trazar ya bien entrado el siglo XXI.

[1] Este término, adaptación libre del inglés birding, es ampliamente usado en América Latina por sus practicantes, los autodenominados pajareros. Volver arriba.

Leer texto completo

Perfil del autor: Luis Germán Naranjo es el Director de Conservación de WWF Colombia.