Menos es más

Tipo: 

Tema: 

Autor: 

Libro reseñado: 

Solicitación en confesión

La solicitación es una falta propia de los curas católicos. Según el derecho canónico,

El sacerdote que, durante la confesión, o con ocasión o pretexto de la misma, solicita al penitente a un pecado contra el sexto mandamiento del Decálogo, debe ser castigado, según la gravedad del delito, con suspensión, prohibiciones o privaciones; y, en los casos más graves, debe ser expulsado del estado clerical. (Canon, 1387)

Y ese es el título, Solicitaciones en confesión, de un cuento de Philip Potdevin (1958), escritor caleño experto en temas lujuriosos, incluido inicialmente en el libro llamado Estragos de la lujuria (y sus remedios). Pero, ante todo, es experto escritor, de amplio recorrido como novelista, como cuentista y también como poeta (encuentro que dice en uno de sus bellos poemas de Cantos de saxo: “Y si falta la claridad / la luz dejará de rasgar mis ojos / quedaré solo con la estela de tu nombre / pintada en recuerdos de cirros y estratos”).

Este cuento, ya editado él solo, es brevísimo (apenas unas diez páginas que se leen de un tirón, porque las conforman pequeños fragmentos que son cartas y diarios, que van del 14 de abril, al 16 de junio de no sabemos qué año, aunque indicios hay). Además, fue bellamente producido por la Editorial de la Universidad de Caldas, en un tamaño de diecinueve por catorce centímetros, pastas duras y, adentro, páginas en propalcote blanco grueso, con unas siete ilustraciones de página completa (Camilo Marín López es el autor de dichas ilustraciones, que son la otra mitad de la lectura, hay que decirlo), donde predomina el color rojo (lujurioso) desde las portadas y las guardas.

Leer texto completo