Opino, luego existo. Prensa artesanal/obrera, raza y ciudadanía en Cartagena, 1910-1930

Tipo: 

N° revista: 

Boletín Cultural y Bibliográfico 94

Tema: 

Autor: 

El 4 de diciembre de 1910, desde las páginas del periódico El Comunista, el tipógrafo Luis A. Múnera invitaba a sus pares de Cartagena a que a través de la prensa lucharan para lograr la “libertad del obrero”. Múnera, que se describía como “hijo de padres humildes” y de “plumaje pardo”, sostenía que había que luchar para que pudieran ser “libres de acción, de pensamiento, de culto y de tribuna”. Era necesario luchar, además, “para ilustrar a las masas y hacerlas cuerpos conscientes de sus derechos”. Haciéndolo, concluía, iba a llegar el día en el que los obreros vencerían y gritarían “viva la redención por el trabajo” (El Comunista, 1910, 4 de diciembre).

Las palabras de Luis A. Múnera reflejan la estrecha correlación que artesanos y obreros colombianos establecieron entre el ejercicio periodístico y la defensa de los derechos que poseían como ciudadanos de la república colombiana. Trabajos recientes han estudiado con cierto detenimiento la citada correlación, reconstruyendo los periódicos editados por los rostros y voces de quienes estaban detrás de las páginas, y las matrices temáticas abordadas por los mismos (Núñez, 2006). Pocos estudios, sin embargo, han explorado esa interconexión, teniendo en cuenta el rol que jugaron artesanos negros y mulatos en la edición y dirección de periódicos. Este artículo, a partir de la experiencia de Cartagena, se detiene en algunos editores y directores de prensa de este origen racial y explora las principales temáticas que abordaron desde sus respectivos periódicos. Sostengo que a través de la prensa, estos actores sociales reafirmaron su estatus de ciudadanos y por tanto reclamaron el derecho de participar en igualdad de condiciones en la vida política. 

Leer texto completo