Reescribir a Gilberto Alzate Avendaño

Tipo: 

N° revista: 

Boletín Cultural y Bibliográfico 92. El coleccionismo privado y la preservación del patrimonio cultural

Tema: 

Autor: 

Libro reseñado: 

Democracia bendita seas… Gilberto Alzate Avendaño, liberado 1950-1960

Datos libro: 

César Augusto Ayala Diago. Fundación Gilberto Alzate Avendaño, Universidad Nacional de Colombia, Gobernación de Caldas, Bogotá, Manizales, 2013, 639 págs., il.

Colombia vivía los horrores de la violencia en momentos en que el presidente del Directorio Conservador Gilberto Alzate Avendaño viajaba a Cali, Medellín, Cartagena, Santa Marta y Manizales para encabezar movilizaciones y protagonizar banquetes celebrados con altisonantes adjetivos en las secciones sociales de los periódicos. La prensa conservadora describía detalladamente el menú de cada ocasión y enumeraba rigurosamente la lista de los participantes que discutían las futuras alianzas políticas.

La política no se detenía, a pesar de las muertes de la Violencia. En 1951, la campaña había empezado. Sin embargo, la situación del Partido Conservador estaba muy lejos de estar marcada únicamente por fiestas, tragos, cabalgatas y voladores. El Partido no estaba unido. Había disensos, pugnas e insultos en los que Alzate Avendaño, durante las reuniones sociales, trataba de mediar como director de la colectividad. Mientras queen el Valle él convencía a Borrero Olano de no formar una facción, en la convención conservadora de Antioquia la situación era más tensa: Quintero Salazar le decía a Navarro Ospina que era un farsante, un tartufo, un maquiavelo, un hipócrita. 

Leer texto completo