Una obra de arte

Tipo: 

N° revista: 

Boletín Cultural y Bibliográfico 94

Tema: 

Autor: 

Libro reseñado: 

Arte y disidencia política: memorias del Taller 4 Rojo

Datos libro: 

Taller Historia Crítica del Arte. Red Conceptualismos del Sur/Editorial La Bachué/Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Bogotá, 2015, 548 pp., il.

Este es un libro de memorias, así, en plural, que recupera la voz de algunos integrantes del Taller 4 Rojo, una agrupación artística y política que existió en Bogotá entre 1972 y 1974. Los autores del libro, del colectivo Taller Historia Crítica del Arte, se han dado a la tarea de reconstruir la historia de esa agrupación, y han empezado con la publicación de las conversaciones sostenidas, entre 2009 y 2013, con cinco de los miembros del Taller 4 Rojo: Carlos Granada (1933-2015), Diego Arango, Umberto Giangrandi, Jorge Mora y Fabio Rodríguez Amaya. Todos ellos tienen en común el hecho de ser artistas profesionales, al tiempo que los movió una misma preocupación política en la Colombia de las décadas de 1960 y 1970. Se trataba de hacer explícitas ciertas relaciones entre la estética y la política o, más bien, de contribuir a que el arte fuera una parte fundamental del proceso de transformación social que apuntara a la superación de las condiciones de desigualdad e injusticia imperantes en el país.

Los autores emplean procedimientos propios de la historia oral, la etnografía y algunas discusiones sobre el papel de la memoria. En una primera parte plantean siete tesis sobre el Taller 4 Rojo (pp. 32-55). Resaltan que esta recuperación pretende relacionar pasado y presente, ya que hoy, como ayer, se hace necesario plantear una función crítica del arte con relación a la traumática realidad social de nuestro tiempo, la que en esencia no ha cambiado con respecto a lo que sucedía hace medio siglo. Sostienen que estas memorias muestran una mirada plural de sus protagonistas, a menudo antagónica, sobre los hechos que se evocan. Esa diversidad de miradas está referida a las distintas opciones políticas de izquierda que entraron en juego durante el Frente Nacional, y que generarían antagonismos irreconciliables que terminaron por liquidar la notable experiencia del Taller 4 Rojo. Por ello, los autores del libro nos proponen hacer un seguimiento de las trayectorias individuales, desde antes de la conformación del Taller 4 Rojo, para mostrar que el grupo no era monolítico; aunque existieron coincidencias sobre la necesidad de romper con el tipo de arte tradicional que existía en el país y relacionar la producción estética con las luchas sociales y políticas de su tiempo.

En estas memorias emergen dos asuntos de fondo. El primero, estructural y macro, que sigue vigente en cuanto al peso del terrorismo de Estado, cuya acción envolvente destruye, persigue, censura y mata a quienes encarnan un proyecto alterno de país y de sociedad. 

Leer texto completo