Cuento

Diecisiete años después de la publicación del libro de cuentos La posada del almirante Benbow (1997) del escritor manizaleño Octavio Escobar Giraldo, la Universidad de Caldas hizo la edición del cuento que da título al libro, en pasta dura y con ocho bellas ilustraciones de Camilo Marín López.

La solicitación es una falta propia de los curas católicos. Según el derecho canónico, El sacerdote que, durante la confesión, o con ocasión o pretexto de la misma, solicita al penitente a un pecado contra el sexto mandamiento del Decálogo, debe ser castigado, según la gravedad del delito, con suspensión, prohibiciones o privaciones; y, en los casos más graves, debe ser expulsado del estado clerical.

Una física doctorada en París, madre de dos hijos pequeños y con un trabajo de tiempo completo, se convirtió en la mejor noticia para la literatura colombiana en 2016. Lo fue, gracias a doce relatos trabajados los jueves, día en el que se reunía con el grupo del taller literario del escritor Héctor Abad Faciolince, quien tuvo el tino y el olfato de crear un sello editorial ―Angosta― y de hacer de La corriente su primer libro.

Canción de amor para despertar un yonqui es el primer libro de cuentos publicado por el escritor samario Joaquín Mattos Omar, reconocido autor de tres libros de poemas, columnista y periodista cultural. Cabe recordar, no obstante, que un cuarto de siglo antes, la Fundación Simón y Lola Guberek dio a conocer en Bogotá Páginas de un desconocido, volumen de prosas suyas, compuesto de narraciones breves, crónicas y apuntes varios.

Resulta muy grato como lector ratificar que el cuento es, a pesar de las contingencias mediáticas y editoriales, el lugar donde mejor conviven la poesía, la síntesis y la narrativa. Es bien sabido que las editoriales multinacionales poco o nada publican este género por considerarlo poco comercial.

Convertirse en el destacado narrador de ficción que es, le ha llevado veinte años al escritor caldense Octavio Escobar. Este libro que reseñaremos, Hotel en Shangri-La (originalmente publicado por la Universidad de Antioquia en 2002 y reeditado por Panamericana Editorial catorce años después), hace parte de su prehistoria. Muestra al escritor primerizo que experimenta en la oscuridad, que duda, se estrella, que trata de encontrar su propia voz.

 La literatura y el fútbol: he ahí un difícil matrimonio. Matrimonio que, como en ciertas telenovelas latinoamericanas, comenzó a tener problemas gracias a un argentino. En este caso, el escritor Jorge Luis Borges, quien se expresó una y otra vez en términos peyorativos acerca del deporte más popular del mundo, como si este le hubiera hecho algo, como si de verdad le molestara su existencia misma.

ENCONTRAR UN buen cuentista no es sencillo. Los lectores somos exigentes y comparamos, sopesamos, incluso podemos llegar a tener poco tacto al encontrar defectos donde no hay. A un cuento le exigimos brevedad, algunas veces; impacto, sorpresa, otras; originalidad, también. Pero, claro, el maestro en este arte sabe que, antes que nada, debe escribir con libertad, muchas veces desdeñando teorías, decálogos y consejos de sus ilustres antecesores.

01 Tres noches, cuatro días

Suscribirse a Cuento