Cuento

Tras sus primeras incursiones en el mundo del relato, con títulos como Hay ciertas cosas que una no puede hacer descalza y Las personas normales son muy raras, Margarita García Robayo sorprendió al ganar el Premio Literario Casa de las Américas en 2014 con Cosas peores, una colección de siete historias que transitan por las pequeñas miserias de la vida regodeándose en el lado mórbido de la(s) existencia(s) contemporánea(s).

Tras la novela Te recordé ayer Raquel (2004) y la colección de cuentos Desasosiegos menores (2011), Andrés Mauricio Muñoz publica su tercer libro que reúne siete cuentos. En el primero, que da título al conjunto, una mujer protagoniza la tragedia de no poder visitar la tumba de su antigua pareja.

Jorge Aristizábal ganó en el año 2000 el Premio Nacional de Literatura del Instituto Distrital de Cultura y Turismo con su colección de cuentos Grammatical Psycho, por lo que no resultó ser un completo desconocido al ganar en 2015 el Premio Nacional de Libro de Cuentos Ciudad de Bogotá con La gesta del caníbal, que la editorial Rey Naranjo, siempre con su buen gusto, decidió publicar en 2016.

En el siglo XVIII hubo en el Reino Unido una interesante polémica entre el pintor y académico (pertenecía a tres academias) Joshua Reynolds (1723-1792) y su colega Thomas Gainsborough (1727-1788). Este último, rebelde con lo esquemático, se apartó de la normatividad en la pintura, por lo que pronto salió de la Royal Academy, que dirigía su mencionado contradictor, para hacer todo lo contrario a lo que exigía el canon en el uso de los colores.

Hablar de demonios es muy perti­nente cuando se trata de reseñar un libro inscrito en el género de terror, como Bestias, los cuentos de la bo­gotana Gabriela A. Arciniegas, en los que monstruos, engendros, peces humanizados, licántropos, seres en transformación o insectos en rebeldía protagonizan situaciones que ponen en evidencia, más que su condición de bes­tias, lo bestial que hay en nosotros los seres humanos.

Al abordar un nuevo volumen de cuentos, lo que espera el lector atento es encontrar una nueva visión del mun­do. Una singularidad, algo por lo cual cada uno de los cuentos se distinga de entre la maraña de los que se publican a diario en todos los formatos.

En el difícil territorio del cuento, donde la exactitud del lenguaje con­duce a la precisión del tema, los rela­tos agrupados bajo el título Azares del cuerpo logran coherencia gracias a la transversalidad implícita que se recal­ca desde el título: el cuerpo. El cuerpo de mujer.

Desde el 2013, la librería y editorial independiente Mirabilia Libros convoca anualmente el Concurso Mirabilia de Cuentos de Ciencia Ficción. Este concurso está dirigido a jóvenes escritores entre los 18 y 26 años, que pueden participar con un cuento corto en cualquiera de las formas de escritura de la ciencia ficción: steampunk, distopías, mundos apocalípticos, invasiones extraterrestres, ucronías, etc.

Diecisiete años después de la publicación del libro de cuentos La posada del almirante Benbow (1997) del escritor manizaleño Octavio Escobar Giraldo, la Universidad de Caldas hizo la edición del cuento que da título al libro, en pasta dura y con ocho bellas ilustraciones de Camilo Marín López.

La solicitación es una falta propia de los curas católicos. Según el derecho canónico, El sacerdote que, durante la confesión, o con ocasión o pretexto de la misma, solicita al penitente a un pecado contra el sexto mandamiento del Decálogo, debe ser castigado, según la gravedad del delito, con suspensión, prohibiciones o privaciones; y, en los casos más graves, debe ser expulsado del estado clerical.

Páginas

Suscribirse a Cuento