Ensayo

En la introducción de este libro, el autor nos dice que se atreve a contradecir a Rousseau: “(...) no, el hombre no nace bueno y la sociedad lo corrompe. Es al revés: el hombre es un ser violento y egoísta y la sociedad lo educa, lo incorpora a la civilización para que pueda convivir en paz con otros hombres” (p. 23). En el principio: el caos, el crimen, la violencia.

Antes de comenzar, debo advertir que este libro es un engaño: aunque se nos presenta como un ensayo en el texto introductorio, este escrito sobrepasa los límites formales del centauro de los géneros.

De Hernando Téllez (1906-1966) puede decirse que es un escritor secreto. Solo ciertos iniciados en la literatura y especialistas conocen hoy en día su nombre. Fue un gran prosista, un periodista de renombre, cuentista, ensayista, perteneció al consejo de redacción de El Tiempo y a la revista Mito, colaboró con el diario El Universal de Caracas, fue subdirector de la revista Semana en su etapa inicial, etc.

Suscribirse a Ensayo