Historia

En las décadas de 1960 y 1970 se implantaron dictaduras militares en América Latina, bajo la doctrina estadounidense y anticomunista de la Seguridad Nacional. Esas dictaduras procedieron a torturar, desaparecer, asesinar a miles de personas y obligaron a exiliarse a otras miles.

Investigar la historia de la edición en Colombia es una tarea pendiente, como nos lo reitera Paula Andrea Marín en su libro. Pese al creciente interés en los últimos años, persisten más preguntas que respuestas, y es todavía un tema cubierto por la bruma de lo desconocido.

Roberto Pineda Camacho, profesor de antropología de la Universidad Nacional de Colombia, tiene en su haber una larga y fructífera trayectoria académica que ha construido alrededor de tres temas: las comunidades indígenas de la Amazonía colombiana, la antropología histórica y la historia de la antropología.

Dentro de la tradición de estudios críticos sobre las naciones, inspirados mundialmente por los pioneros Benedict Anderson y Homi Bhabha, Nosotros y los otros de Amada Pérez aborda el problema de la representación de los habitantes y la construcción nacional colombiana entre 1880 y 1910, durante el período conocido como la Regeneración, y nos ofrece una mirada novedosa de la historia de nuestras imágenes e imaginarios.

El adjetivo que utilizamos en el título no es exagerado. Realmente esta Historia de Cali es una obra formidable tanto por sus números como por su contenido y, algo muy importante, por haber logrado mantener el propósito en todo momento: la ciudad como el asunto a estudiar, a explicar y a interpretar en toda su complejidad.

El libro de Enrique Martínez Ruiz, según sus palabras, (...) por un lado intenta dar cuenta de las distintas formas en que las comunidades judías han habitado Bogotá en cada una de las épocas en que se ha registrado su presencia, y por el otro, de su papel en la conformación del espacio de la ciudad que  hoy conocemos. (p. 23)

En la etapa temprana del pionero proceso de industrialización de Me­dellín convergieron diversos factores que dieron impulso a este fenómeno durante el primer cuarto del siglo XX, tales como la acumulación y circula­ción de capital proveniente tanto de la actividad minera, como del desarrollo y consolidación del comercio.

En la investigación existen dos fases distintas, aunque complementarias: el proceso de investigación y el proceso de exposición. La primera fase involu­cra las cuestiones atinentes a la teoría, la práctica, las técnicas y los métodos que permiten abordar una cuestión, y la segunda alude a la presentación pública de los resultados para los lecto­res.

El libro, editado por el historiador Óscar Almario, se compone de ocho capítulos escritos por diferentes auto­res, antecedidos por una introducción del editor. La publicación es el resul­tado de un seminario organizado por la Universidad Nacional de Colombia, sede Medellín, en el que se encontra­ron, en noviembre de 2012, los miem­bros de dos grupos de investigación para discutir sobre “fuentes, problemas e investigación histórica”.

Desde la década de los cuarenta del siglo pasado, una vez terminada la Se­gunda Guerra Mundial, Colombia ha mantenido un contacto permanente con historiadores extranjeros que han venido al país a adelantar, principal­mente, sus tesis de doctorado, y que en un alto porcentaje continúan sus inves­tigaciones y estudios sobre el país. A ellos se les conoce como “colombianis­tas”.

Páginas

Suscribirse a Historia