Narrativa

Mario Mendoza es de aquellos escritores colombianos que ha logrado construir un mundo propio, con unas atmósferas muy definidas y unos ámbitos puntuales en los que la ciudad, más allá de ser un escenario donde transcurren unos hechos, se convierte en protagonista de una narrativa original que cada día conquista más lectores.

Las intenciones medianamente renovadoras de un libro, en especial cuando quien lo escribe es profesor y parte de un conjunto de dinámicas académicas alrededor de la creación literaria y la creciente moda de los talleres para escritores (moda que, en todo caso, ya mostraba en los años ochenta del siglo XX una generación de autores cercanos al quizá más importante taller literario en la capital del país, el Taller de Escritores de la Universidad Ce

La novela Seis hombres una mujer del escritor tolimense Jorge Eliécer Pardo fue publicada originalmente en 1992 por la Editorial Grijalbo. Veinte años después, Caza de Libros la reimprime sin ningún agregado y con los mismos defectos de estilo. Se trata de una autoedición, pues la susodicha editorial pertenece al autor y a su familia.

Simón Bolívar murió en Santa Marta el 17 de diciembre de 1830. Manuela Sáenz le sobrevivió veintiséis años, hasta su desaparición a causa de una difteria en su destierro del puerto peruano de Paita, el 23 de noviembre de 1856.

Colombia es una nación compleja, corrijo que decir nación es demasiado, Colombia es un país complejo, con múltiples realidades y experiencias que se encuentran y chocan, cuya historia duele y resuena, y luego se olvida. Colombia da para el desenfreno de los sentidos y eso anula la mente, oblitera la memoria, llena de ansiedad. Niebla y confusión, eso es lo que queda.

Casablanca la bella es la undécima novela de Fernando Vallejo. No es difícil resumirla: el narrador compra una vieja casa, en el barrio Laureles de Medellín, y para habitarla la reconstruye. La casa es un lugar querido por el narrador ya que ella representa algo así como lo único que persiste de su pasado familiar. Luego, cuando Casablanca está remodelada, para su apertura, se invita a muchas personas.

Desde la portada, pasando por la dedicatoria, sus personajes y su tema, La misa ha terminado es una novela que enfrenta el tema de la homosexualidad. En la portada aparece un san Sebastián, es el del pintor Marco Palmezzano, que mira al cielo con pose amanerada y recibe en su tórax dos lánguidos venablos.

En el primer epílogo de esta novela, la cuarta publicada por William Ospina, el narrador se pregunta por lo que ha escrito: “¿Era una novela, un ensayo o un diario de viajes?”. Sin duda, es todo eso reunido. Este perfil le otorga a El año del verano que nunca llegó su condición de novela contemporánea.

La novela negra, es decir, aquella en la que son relevantes los temas del crimen y la muerte, teñidos por móviles preferiblemente políticos o, en todo caso, sociales, en una trama de suspenso y denuncia, ha ido ganando cultivadores en los escritores colombianos (lectores tiene desde hace mucho tiempo), ya que en Europa, los Estados Unidos y algunos países latinoamericanos (¿Brasil, México, Argentina?) ha hecho ya un camino suficiente para ser un

En la novela Apocalipsis Mario Mendoza (Bogotá, 1964) despliega una historia que tiene como protagonista a Marcos Salamanca, fotógrafo y, finalmente, escritor porque es él quien en una clínica, enfermo de cáncer, emprende la escritura de su vida y sus andanzas (recurrido método por el cual el lector se entera, avanzada la lectura, de que el narrador es el escritor, suerte de máscara del autor), en las que, claro, están involucrados muchos otros p

Páginas

Suscribirse a Narrativa