Foto: Sergio García Casas
 
    Da gusto recorrer el Museo del Oro Zenú del Banco de la República en Cartagena de Indias. Las exposiciones se renovaron totalmente en 2007, en la antigua casa ubicada sobre la Plaza de Bolívar, en el centro de la ciudad amurallada.
     
   

 

     
Foto: Sergio García Casas
 
 
 
 

Las Llanuras del Caribe al norte de Colombia han sido habitadas desde hace unos 11.000 años por diversas sociedades. La riqueza y variedad de sus ambientes fueron aprovechadas por grupos de cazadores y recolectores, poblaciones agrícolas, ceramistas y orfebres.

Hacia el 200 a.C., esta región fue progresivamente ocupada por poblaciones agrícolas y orfebres que con el tiempo formarían las sociedades zenúes. Durante la Conquista, en el siglo XVI, la población zenú existente compartía este territorio con grupos indígenas del río Magdalena.

A partir de esta época la mezcla de poblaciones indígenas, blancas y negras dio como resultado la riqueza étnica que caracteriza al Caribe colombiano.

El Museo del Oro Zenú cuenta la historia de las poblaciones orfebres de las Llanuras, sus desarrollos y su extraordinario legado.

Los primeros pobladores

Hacia el 9000 a.C., grupos de cazadores y recolectores dejaron evidencias de su paso a lo largo de los ríos Sinú y San Jorge. Con puntas de lanza y raspadores tallados en piedra cazaron y despresaron animales hoy extintos como el mastodonte, el caballo americano y los tigres dientes de sable.

Hace 6.000 años el clima se tornó más cálido. Un grupo de gente comenzó a establecerse durante el verano, junto a la quebrada de San Jacinto en la Serranía del mismo nombre. Consumían reptiles, pescados, felinos, venados, sapos y caracoles así como pastos y cereales silvestres.

Mientras tanto, en el litoral se formaban nuevas lagunas y manglares en la desembocadura de los ríos. En sus cercanías, los habitantes de pequeñas aldeas depositaron durante siglos restos de conchas, peces, mamíferos y cerámica, que formarían plataformas conocidas como “concheros”. También comían raíces y vegetales que empezaron a cultivar. Los sitios más antiguos se ubican en los alrededores del Canal del Dique y fueron ocupados a partir del 3000 a.C. Esta época es conocida como Periodo Formativo.

Hacia el 4000 a.C. la gente de San Jacinto servia los alimentos en cuencos de arcilla mezclada con fibras vegetales. Esta es una de las evidencias más antiguas de la manufactura de cerámica en América.

Con el paso del tiempo los habitantes de los concheros fueron mezclando arena al barro para lograr piezas más compactas y así poder almacenar líquidos y cocer alimentos en su interior. Los cuencos y platos elaborados en San Jacinto estaban decorados con aves y mamíferos modelados en los bordes.

     
   
     
   

Los primeros pobladores (esta página)

Culturas del oro y el cobre en la Colombia prehispánica

La tradición zenú

El sistema hidráulico