Presentación

Presentación

Cristina Cifuentes

Presidenta de la Comunidad de Madrid

Una vez al año, la Sala Alcalá 31 de la Comunidad de Madrid, espacio de referencia por sus exposiciones de artistas españoles con una carrera ya iniciada o consolidada, propone una muestra colectiva con la mirada puesta en las mejores colecciones iberoamericanas de arte contemporáneo. Es una forma de conocer el panorama creativo de diferentes países de Iberoamérica desde el prisma del coleccionismo privado o institucional, y que permite traer a Madrid un escenario artístico diferente, muchas veces desconocido a pesar de su gran calidad.

Este programa se inició el pasado año con la exposición de la Colección Hochschild, una de las principales colecciones privadas de Perú y la única que hasta el momento se ha dedicado casi exclusivamente a la producción artística moderna y contemporánea del país andino.

Ahora, en 2018, la Comunidad de Madrid presenta una estudiada selección de obras de la impresionante Colección del Banco de la República de Colombia, institución que a lo largo de 60 años ha logrado consolidar un conjunto de más de 6.000 obras de arte en todos los medios: pintura, escultura, dibujos, grabado, fotografía, libros de artista y, más recientemente, vídeo e instalaciones.

La comisaria Estrella de Diego, catedrática de Historia del Arte en la Universidad Complutense de Madrid y académica de número de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, propone una muestra transversal para dar a conocer el arte colombiano como reflejo de un país fascinante y lleno de contrastes. Bajo el título “Campo a través”, la comisaria juega con la combinación de obras históricas y actuales, tanto para demostrar que el arte de nuestros días le debe mucho al arte colombiano tradicional, como para confirmar que muchos temas se repiten en momentos históricos diferentes.

Como es habitual en la Sala Alcalá 31, la exposición se completa con diferentes actividades gratuitas destinadas a todos los públicos: encuentros con especialistas, visitas dinamizadas, talleres intergeneracionales y visitas para grupos.

Por tanto, resulta de justicia expresar un profundo agradecimiento a todo el equipo del Museo de Arte del Banco de la República por su entusiasmo, cercanía y generosidad; a la Embajada de Colombia en España, sin cuyo apoyo no hubiera sido posible imaginar siquiera el trasladar las obras de Bogotá a Madrid; a la comisaria Estrella de Diego, quien ha sabido idear una exposición colectiva contundente mediante un discurso que hila perfectamente múltiples temas; y a todas las personas implicadas en la realización de una exposición imprescindible.