Imagen Regional 8 - Armenia, Manizales, Medellín y Pereira

Artistas: Carlos Aguilar, Fernando Arroyave, Mauricio Arroyave, Daniel Felipe Bustamante, Julia Elena Calderón, Luna de los Ríos, Ana Isabel Diez, Daniel Felipe Escobar, Santiago Escobar-Jaramillo, Jansel Figueroa, Lwdin Franco, Daniel Mayorquín, Yésica Alejandra Giraldo, Jorge Marín, Julián Marín Olarte, Angela María Maya Agudelo, Edwin Monsalve, Daniel Montoya Calle, Ricardo Muñoz Izquierdo, María Cristina Ospina, Luz Adriana Quiceno, Andrés Felipe Restrepo, Julio Cesar Ríos, Jorge Eliécer Rodríguez Osorio, Daniel Rúa Calle, Juan José Sabogal, Juanita Salamanca, Andrés Sánchez Muñoz, Yamile Tafur Ríos, Catalina Toro Giraldo, Silvia María Triana Doncel, Gustavo Adolfo Valencia, Tatyana Zambrano, Jorge Alonso Zapata, Alonso Zuluaga. 

Curaduría: Rafael Ortiz. Esta exposición se realizó en Medellín.

La actual versión de Imagen Regional 8, para la zona que comprende las ciudades de Armenia, Manizales, Medellín y Pereira, muestra los procesos de creación del grupo de artistas seleccionados. Sus obras, más que conformar un lenguaje común, muestran que el arte en Colombia y en las regiones pasa por un momento de múltiples intereses temáticos. El grupo aborda los contenidos de las obras y el desarrollo formal con caracterizaciones muy propias y recurre a los distintos recursos materiales que suponen su formación, sus intereses y, dado el caso, el lugar donde viven. Algunos, en el desarrollo de sus obras, parten de técnicas tradicionales donde se contempla el dibujo y la pintura como medios expresivos. Lo interesante son las modificaciones o desvíos que se extienden hacia los imaginarios y el uso de los materiales y conceptos claros en la representación. Otros utilizan la fotografía para capturar estéticas propias, que se extraen de la vida diaria, donde movimiento, gesto, luz, color y espacio son protagonistas de sus microrrelatos. También vemos el registro audiovisual de acciones que capturan las estructuras mecánicas de las cosas o los estados del alma conectados a la búsqueda de la espiritualidad. Instalaciones para atrapar el espacio construidas por líneas y puntos. Además tenemos obras de carácter conceptual donde el uso renovador de los materiales transmite la idea de lo contemporáneo y de la vida actual.

Destacarse, tomar riesgos, contraponerse, apostarle a lo contemporáneo, con sólidas raíces históricas en lo regional, no depende solo del que lo hace y lo muestra, sino del que lo reconoce y amplía. Imagen Regional es un evento dentro de las artes del país que distingue las individualidades artísticas y se esfuerza por señalar los procesos e inquietudes que mueven a los artistas, en este caso ligados a las ciudades de Armenia, Manizales, Medellín y Pereira. Hay que destacar que las políticas culturales del Estado, de las entidades territoriales, la dinámica social y la incesante búsqueda de espacios para el desarrollo artístico son temas centrales para un diagnóstico de una zona que, en los últimos años, ha mostrado un aumento de su actividad e iniciativas de interés para el contexto del arte nacional.

Si bien la “aldea global”, idea expuesta por el sociólogo canadiense Marshall MacLuhan en 1967, pretendía que los habitantes de la tierra intercambiaran experiencias y vivencias como si fuesen vecinos de barrio, se ha demostrado ahora que la realidad compartida globalmente es más compleja, pues la comunicación y el intercambio son mediados por elementos externos y no precisamente de manera desinteresada y bondadosa. Un mundo interconectado por medio de la tecnología no es tan familiar como la experiencia del barrio y del vecino, donde la comunidad actúa como organismo sujeto a simples reglas de roce y convivencia. Cuando recibimos desde fuera tanta información, hay que contemplar la sobrecarga de poder, intereses políticos, económicos, e información que hay detrás. En general, son experiencias difíciles de aprehender culturalmente. ¿Qué tanto influye, a la hora de crear o de traducir en términos artísticos, lo global? O, al contrario, ¿qué tan regionales somos cuando tenemos a nuestra disposición información global en línea? Mantenernos actualizados, interconectados y partícipes del acontecer de distintos rincones del mundo es una realidad y, para algunos, una necesidad o incluso una obsesión. Se podría decir que la avalancha de información proviene de un agente terminator cuya misión es anular los vestigios de las culturas locales o, al contrario, que la intensidad de lo local se extiende como reacción a la tómbola global que todo lo unifica. El arte, en las regiones, tiene un elemento importante y característico: conserva la idea del barrio, de la comunidad pequeña y de los motivos sencillos, al tiempo que recrea al mundo al estar cruzada por la información que nos llega de todos los rincones del planeta. Definitivamente estamos expuestos y existimos ahí en lo pequeño y en lo grande.

   
Luz Adriana Quiceno (Armenia, 1970)
Amantikus (De la serie “Inquietante extrañeza”), 2013
Fotografía digital
32 x 43 cm. 
Julián Marín Olarte (Manizales, 1954)
La defensora de los policías, 2014
Óleo sobre lienzo
70 x 100 cm.


Jorge Eliécer Rodríguez Osorio (Manizales, 1963)
Hibridación compulsiva (De la serie Fragmentos Visuales), 2013
Veladuras de acrílico, materia de carga (polvo de la Calle de las
Guapas) sobre lienzo.
42 cm. x 140 cm

Gracias al entendimiento de los aspectos locales, regionales y globales, que día a día hacen parte de nuestra experiencia y son determinantes para los artistas, desde Armenia se muestra una serie titulada Inquietante extrañeza, de la artista y diseñadora Luz Adriana Quiceno, que, a partir de un ejercicio simple registrado por la fotografía digital, repite una figura, la invierte y la asocia con la audacia del diseño precolombino. En la ciudad de Manizales se reconoce esta misma variación pictórica en las obras de la serie Fragmentos horizontales, del artista Jorge Eliécer Rodríguez, que ilustran a los trabajadores sexuales con aguadas de tierra y polvo recolectados en la Calle de la Penicilina. Con su pintura, Julián Marín Olarte revierte el rol de la autoridad, como ente represor, al presentar a una mujer que defiende y protege al escuadrón antimotines durante unos disturbios. En la misma ciudad, en cuanto a materiales que llaman la atención, se encuentra la instalación de Julia Elena Calderón que semeja un gran dibujo espacial con estructuras coloridas en croché que descienden del techo en forma de campanarios, o las monedas fundidas en oro con el título Su valor en oro, de Andrés Felipe Restrepo, donde hay sincronía conceptual entre el elemento simbólico y el contenido artístico; se incluye de este mismo artista la propuesta de un performance titulado Regalo monedas. Por la misma línea de controvertir el significado de las cosas está la obra del artista antioqueño Daniel Felipe Escobar, Estuche para escalera (una y tres formas de ver un objeto inútil) que contrapone tres visiones del arte desde esferas culturales dispares alrededor de una escalera plegable cuya particularidad es que tiene su envoltura. Con objetos instalados cuyos materiales no convencionales son claves para la lectura de la obra, Julio Cesar Ríos muestra gran preocupación por el tema ambiental y los metales pesados que son los riesgos actuales de estar expuestos a los elementos nocivos que produce la sociedad incluso en ambientes rurales. Precisamente sobre el consumo, la artista Yésica Alejandra Giraldo, con un lenguaje cercano al diseño y de manera irónica, muestra, en su serie We love consumerism, la tendencia de subordinarnos al mercado de masas. Finalmente, Santiago Escobar Jaramillo, fotógrafo y viajero, entra al corazón de las comunidades afectadas por el desplazamiento forzado y el conflicto de los últimos años con una propuesta lumínica y esperanzadora para los protagonistas de los mismos.

   
Julia Elena Calderón Beltrán (Cali, 1979)
Campo de atención, 2012
Instalación. Croché y objetos (campanas)
230 x 400 x 260 cm. Dimensiones variables 
Julio Cesar Ríos (Manizales, 1984)
Guacal de tierra, 2012
Tierra, resina de poliéster y carbón
Guacal: 27 x 50 x 33 cm. Tapete tierra: 85 x 85 cm.
   
Yésica Alejandra Giraldo (Manizales, 1989)
# 2 (de la serie We love consumerism), 2013
Fotografía y collage digital
42 x 28 cm. 
Santiago Escobar-Jaramillo (Manizales, 1979)
Ainküin (Intervención escultórica y paisajística
con portales de luz en Maicao, Guajira -
Colombia, tierra de luz), 2013
Fotografía digital sobre papel Ilford Galerie
Smooth Pearl 290gr
90 x 130 cm 

 

Andrés Felipe Restrepo (Manizales, 1989)
Su peso en oro, 2013
Monedas fundidas en oro sobre soporte
Decágono 3cm de diámetro x 3mm enmarcada
(variables) 

La actividad cultural de Medellín, los espacios para el arte, los eventos y el apoyo institucional han generado un desarrollo palpable de las artes visuales. Andrés Sanchez Muñoz es un artista joven que, a través de imágenes intimistas y un claroscuro azulado, retrata situaciones de dependencia y dolencias de los muchachos en las urbes. Las obras en neón de María Cristina Ospina, en su serie titulada El papel del canalla, reflejan de manera genial el poder verbal de los grafitis en la ciudad; en estas obras el valor expresivo de lo político o lo social y la síntesis de contenido del texto callejero parecieran ser los antepasados del “trino” actual. El artista del performance, Alonso José Zuluaga, muestra un registro en video de su acción emblemática El cuidado del alma, un proceso de acciones dirigidas a revelar elementos de la espiritualidad del artista. Con imágenes aparentemente sórdidas y grises, Daniel Felipe Bustamante revela procesos pictóricos evanescentes y azarosos intercalados con dibujos de personajes localmente reconocibles. Mediante un proceso pictórico aplicado, Edwin Monsalve semeja materiales industriales, como las tablas de pino o las chapolas para recubrir muebles, cuyo tratamiento cuestiona la capacidad del ojo para diferenciar el artificio de lo natural en la sociedad actual. En Normalización del ciclo de una lavadora, de Tatyana Zambrano Cardona, la obra pareciese detenerse en su carácter lúdico y cierto despropósito en la acción; pero más allá se encuentra una mirada inquieta que relaciona los elementos de la física o la mecánica con conceptos artísticos que le aportan novedad. Dos pinturas con marcado estilo popular presenta Jorge Alonso Zapata Sánchez, cuyo contenido aborda temas de la actualidad social colombiana y cuyas imágenes están construidas al estilo de los libros juveniles saturados de personajes o acertijos visuales y asociadas curiosamente a ¿Dónde está Wally?, del ilustrador Martin Handford. Jorge Andrés Marín Vásquez presenta un decálogo de piezas de dibujo con normas escritas sobre la apreciación de las obras y las dificultades de la comprensión del arte para los espectadores que visitan las salas de exposiciones. La obra fotográfica de Catalina Toro Giraldo registra, dentro de un ambiente natural, el ilusionismo espectral que produce un objeto extraño que invade el territorio al ubicar dos telas, estampadas con motivos florales, de manera estratégica dentro de la composición. En la misma línea fotográfica, pero con su lente dirigida al transporte urbano de la ciudad y una particular mirada, Juanita Salamanca Olano examina los efectos estéticos y lumínicos donde predominan el movimiento, las transparencias y el color. José Mauricio Arroyave expone dos pinturas de gran formato encuadradas por los espacios arquitectónicos; se trata de imágenes sometidas a estructuras contrastadas donde la memoria e imaginación del artista se integran y plantean las grandes dudas que rondan al hombre contemporáneo. El trabajo de la artista Silvia María Triana Doncel, Una sola vuelta, tiene un período largo de ejecución y se realiza directamente sobre la pared; se trata de un dibujo circular construido con hilo sobre un esqueleto de alfileres que genera una gran atmósfera en la que tiempo y lugar de exhibición se convierten en protagonistas. Para cerrar el recuento de Medellín, Jansel Figueroa Mena, por medio del retrato pictórico y una perspectiva particular, nos muestra cómo el cuerpo es forzado a integrarse al paisaje.

   
Andrés Sánchez Muñoz (Medellín, 1995)
Memorias de un dolor 05, 2012
Fotografía digital
40 x 60 cm. 
María Cristina Ospina (Guarne, 1974)
No ley (De la serie: El papel del canalla), 2013
Pieza realizada en tubo de neón
70 x 110 x 6 cm. 

Alonso Zuluaga (Nariño, Antioquia, 1964)
El cuidado del alma/registro acción, 2010
Registro videográfico de la acción realizada en la
Universidad de Antioquia
Duración: 53:30 min. 

 

 

 

Tatyana Zambrano (Medellín, 1982)
Normalización del ciclo de una lavadora, 2013 Instalación/técnica mixta. Dibujo, acuarela, video
y material de investigación
Dimensiones variables.
Tamaño de la mesa 210 x 65 x 76 cm.
Edwin Monsalve (Medellín, 1984)
Naturaleza & artificio (chapilla), 2013
Chapillas, lápices de colores, papel y madera
60 x 120 x 25 cm.


Catalina Toro Giraldo (Medellín, 1989)
Santo Daime II, Florianópolis, 2014
Fotografía analógica blanco y negro, 35 mm.
Impresión fotográfica
100 x 150 cm.

 

 

 

 

 

 

Daniel Felipe Bustamante (Medellín, 1991)
Combustión, 2014
Acrílico sobre madera
100 x 80 cm.
Jorge Alonso Zapata
(San Vicente, Antioquia, 1965)
The world is mine, 2009
Mixta, acrílico, óleo pastel, grafito y crayola sobre
poliestireno
68 x 88 cm.

En Pereira encontramos artistas que se nutren de los referentes históricos de la ciudad. Ejemplo de ello, es la obra de la serie Manufacturaciones: reflexiones en torno a la indumentaria y su confección, de Yamile Tafur Ríos, que trabaja con las prendas femeninas, que se usan en las industrias, en recuerdo del temprano espíritu emprendedor de Pereira. El tríptico de Daniel Augusto Montoya habla de la relación entre el hombre y el paisaje y mezcla elementos pictóricos y materiales tejidos donde protagonista y fondo sirven a una composición construida por contrastes. Ricardo Muñoz Izquierdo, dibujante con una capacidad inventiva marcada y con fuerte sesgo instalativo en sus propuestas, presenta una serie de dibujos, realizados durante una residencia en el Caribe colombiano, acompañados de una publicación. Como una aproximación al paisaje, la artista Ángela María Maya construye un dibujo cinético, una panorámica horizontal en magnetita que recrea el paisaje de la zona cafetera y, por otro lado, muestra un tríptico donde la silueta de los árboles nativos enmarca un cielo nublado con una marejada de luz y sombra.

 

 

 


Juanita Salamanca (Bogotá, 1988)
# 01 (de la serie Mil cuatrocientos), 2010
Impresión inkjet
50 x 80 cm.

Jorge Marín (Bolívar, Antioquia, 1986)
Consejos para ver una obra de arte,
2011-2014
Lápiz y máquina de escribir sobre papel
Serie de 10 piezas, 21 x 27 cm. c/u 
Silvia María Triana Doncel (Medellín, 1993)
Una sola vuelta, 2013
Instalación (in situ) con hilo de coser y alfileres
150 x 150 x 4 cm. 

 

   
José Mauricio Arroyave (Puerto Nare, 1976)
Hipóstila (de la serie Resquicios), 2013
Acrílico sobre lienzo
170 x 170 cm. 
Jansel Figueroa Mena (Barrancabermeja, 1993)
Pintura 2 (Por causas naturales), 2011
Óleo sobre lienzo
100 x 100 cm. 

El proceso de selección final de las obras para Imagen Regional 8, que se destacan por su elaboración formal y los temas o conceptos que tratan, se encuentra sujeto a veces al espacio de exhibición y deja por fuera obras que merecían estar vinculadas a las muestras regionales. Los trabajos de diez artistas de las ciudades de Armenia, Pereira, Manizales y Medellín fueron escogidos para conformar lo que denominamos “pared común”, un espacio que comparten los artistas Silvio Gallego Duque, Juan José Sabogal, Lwdin Franco Giraldo, Luna de los Ríos Agudelo, Gustavo Adolfo Valencia, Daniel Mayorquín, Fernando Arroyave, Daniel Orlando Rúa, Ana Isabel Díez y Carlos Alberto Aguilar. Imposible dejar de observar con sorpresa y detenimiento estas obras que se presentaron a la convocatoria y que resaltan gracias a la idea museográfica de unirlas sin afectar su individualidad. Amerita mostrar estas pinturas, dibujos, grabados y obras en técnica mixta para complementar lo que se llamaría “la visión desde las regiones”.

Yamile Tafur Ríos (Pereira, 1987)
Sin título 09 (de la serie Manufacturaciones:
reflexiones en torno a la indumentaria y su
confección
), 2013
Indumentaria confeccionada intervenida
112 x 42 cm. 

 

 

 

 

 
Daniel Augusto Montoya (Anserma, 1984)
Nuevas periferias, 2014
Pintura-instalación
74 x 148 cm. Extensión de 8 cm. (alambres) 
Ricardo Muñoz Izquierdo (Pereira, 1985)
Dibujos contenidos en la publicación, 2013
Dibujo técnica mixta
12 dibujos expuestos en mesas con vidrio.
Dimensiones variables 
 

 

 

 

Daniel Felipe Escobar (Medellín, 1988)
Estuche para escalera (una y tres formas de ver un
objeto inútil)
, 2012
Escultura/objeto
290 x 100 x 40 cm. 
Angela María Maya Agudelo
(Santa Rosa de Cabal, 1987)
Mundos sutiles (fragmento), 2010
Dibujo cinético, magnetita sobre madera
35 x 180 x 19.5 cm