Imagen Regional 8 - Bucaramanga, Cúcuta y Tunja

Artistas: Johann Sebastián Alvarado Guatibonza, Darlink Bejarano Ibáñez, Carlos Roberto Bonilla Pérez, Andrés Leonardo Caballero Piza, John Fredy Calderón Ortiz, Juan Carvajal Franklin, Diana Carolina Dulcey Pinto, Verónica Giraldo Canal, Carlos David Grimaldo Cuberos, César Augusto Herrera Rugeles, Ruth Neyla Holguín Barrera, Román Ulrich Huntter Niederuzwil, Roberto Carlos Jiménez Rodríguez, Mayra Renata Monsalve Ramírez, Alexandra Morelli Navia, José Misael Páez Tibatá, Lina María Quintero Forero, Laura Lucía Serrano Bernal, Fredy Saúl Serrano Buitrago, Noemí Esperanza Vega Manzano, Luz Adriana Vera Rivera.

Curaduría: Gabriela Numpaque. Esta exposición se realizó en Bucaramanga.

Para la exposición resalto tres grandes intereses en los que coincidieron los artistas de la región.

1. El entorno sea natural o artificial. Los lazos afectivos con un lugar no dependen únicamente de estímulos sensoriales. La ambivalencia de una experiencia biológica, social o cultural afecta lo que podemos entender por entorno.


Noemí Esperanza Vega Manzano
(Ocaña, 1959)
Rutas de la incertidumbre de la serie
Estoraques
, 2010
Telas de organza y satín, tierras
de los Estoraques, cola plástica y
madera
45 x 160 cm. 

Noemí Esperanza Vega Manzano nos presenta la pérdida del equilibrio, fragilidad y proximidad a la caída de las formaciones geológicas, que ha recorrido, en Rutas de la incertidumbre (Serie Estoraques) y el profundo aturdimiento o el vértigo producido por el encuentro con las arquitecturas construidas por la naturaleza.

En la piel y en la superficie terrestre se leen historia(s) personales e historia(s) geológicas. La tierra desnuda es el escenario de las fotografías de Masacre, de Diana Carolina Dulcey Pinto, quien eligió el nombre de Masacre y no el de tala de árboles. Cuando talar hace referencia a corte o poda se acepta el cercenamiento pues supone dar paso a algo; pero talar también puede entenderse como devastar, arrasar, destruir, arruinar, asolar, desmontar, exterminar, eliminar o erradicar. Es complejo hablar de masacre en un país donde las matanzas de seres humanos están al acecho.

 

 

 

 

 

 

 

 

Diana Carolina Dulcey Pinto
(Bucaramanga, 1987)
Masacre, 2013-2014
Fotografía
5 piezas de 20 x 30 cm. c/u y 1 pieza
de 90 x 60 cm.
Lina María Quintero Forero
(Bucaramanga, 1973)
Zona azul, 2012
Bolsas plásticas azules, malla y
estructura en hierro
3 módulos tubulares de 580 x 0,50
cm. de radio

Zona azul, de Lina María Quintero Forero, es un cilindro de 50 cm. de radio y varios metros de longitud, que penetra o sale del muro. Está recubierto de bolsas azules para el mercado a manera de pelaje. Su apariencia suave y flexible nos seduce e induce a pasar nuestros dedos entre sus sedosos flecos. La bolsa azul está lista para ser usada, rota y olvidada. No hay clara distinción entre lo artificial y lo natural.

 

 

 

 

 

 

 

 

Mayra Renata Monsalve Ramírez (Girón, 1982)
Piscina de la serie Reflexiones, 2014
Acrílico sobre MDF
Díptico. 75 x 75 cm. cada pieza
Carlos Roberto Bonilla Pérez (Duitama, 1982)
Jardines interiores, 2012
Archivo recolectado a partir de vistas de
9 jardines interiores de Tunja. Libreta de
cartografías, fotografías, portarretratos plásticos
y dibujos botánicos
Video registro.
Dimensiones variables

Mayra Renata Monsalve Ramírez trabaja a partir de fotografías de espacios diseñados, revistas y catálogos. Piscina de la serie Reflexiones es el resultado de rediseñar la imagen fotográfica en una pintura. Estas pinturas pueden ubicarse en sentido diagonal, vertical u horizontal, según las condiciones del lugar, para articularse con el diseño del ambiente del cual hacen parte. En un mundo diseñado1, la pintura también debe ser diseñada como ocurre con el jardín japonés. 

Jardines interiores es el producto de visitas y conversaciones con los habitantes de una zona de Tunja. Carlos Roberto Bonilla Pérez ha registrado, en dibujos, mapas, entrevistas y fotografías, los jardines de casas cuyas fachadas no dan indicios de su rica vida vegetal interior que atiende a asuntos estéticos, botánicos, medicinales y alimenticios. El artista habla de conversar para conservar los saberesde los jardineros y nos invita a cultivar para cuidar de nosotros mismos. Una rica vida doméstica y simbólica se evidencia en esta recopilación donde cada jardinero-jardín es muestra de un mundo de poéticas, que se concreta con los recursos que se tienen a la mano.

 

 

 

 

 

 

 

César Augusto Herrera Rugeles (Cúcuta, 1957)
Jardines del Catatumbo 1, 2014
Pintura. Mixta sobre lienzo
150 x 150 cm. 
Román Ulrich Huntter Niederuzwil (Suiza, 1980)
Tumba, para un colibrí, 2011
Cemento, pigmentos, hueso y colibrí
18 x 14 x 12 cm. 

César Augusto Herrera Rugeles ha cultivado la fuerza interna del color, dedicado su tiempo y constancia al mismo y potenciado la vibración de la gama de verdes. Nos presenta Jardines del Catatumbo 1 como su propia resistencia a dejar de nombrar como sabe y ha aprendido a hacer. Su pintura es producto del vigor de cada tono, el ánimo y la corpulencia de cada matiz y la vitalidad de un rico mundo perceptivo que presenta con nervio. En su obra el jardinero pintor cultiva la lengua del color.

Podemos preguntarnos: ¿Para qué cavar una tumba a un desconocido?, ¿desconocemos el animal? o ¿desconocemos el animal que somos? Tumba para un colibrí evidencia que las tumbas son propias de lo humano. Roman Ulrich Hutter nos relata: “se estrelló en la ventana de mi casa un colibrí y quedó muerto inmediatamente. Lo cogí para dibujarlo, pero luego no sabía qué hacer con él, no quería simplemente botarlo”. Derrida afirmaba: “Los animales me miran y me conciernen. Con o sin forma, precisamente, se multiplican, me saltan cada vez más salvajemente a la cara”3.

2. Entrar en contradicción es empezar a tener voz y dicción para decir algo. Contradicción de opuestos como el afecto afecta y “(…) el tocar que toca con la caricia toca (sin tocar) en lo intocable como inviolable, (…)”4. Enfrentados a nosotros mismos encaramos lo prohibido y vedado, y hacemos posible la resistencia. Revelarse, en sentido fotográfico, es revelar la película y dar a luz la imagen latente.

 
   

Fredy Saúl Serrano Buitrago (Lebrija, 1977)
Cosos & Desencantos, 2014
Páginas de libreta. Bolígrafo, hilo y recortes de
revista Vogue
44 piezas de 25,5 x 13 cm. c/u

Fredy Saúl Serrano Buitrago nos ha permitido conocer su libreta de dibujos de Cosos & desencantos. En ella abundan los dibujos con detalles textiles, tramas, pieles que evocan tersura, fibras, transparencias y velos. Los Cosos muestran y envuelven, entre seda que cubre y descubre como envoltura, cutícula o capa protectora de tejido y entre cuerpo y vestido. Por momentos, el arropar se vuelve espectacular y atento al detalle como un bordado de alta costura, que se hace piel. En cada página está presente la narración de un mundo táctil y el gusto por lo velado, por lo que aparece y no parece.

 

 

 

 

Verónica Giraldo Canal (Cúcuta, 1981)
Dream Sequence, 2013
I, II fotografía digital. III fotografía análoga
(35 mm.)
3 piezas de 50 x 35 cm. c/u

Laura Lucía Serrano Bernal (Bogotá, 1979)
Personal Monsters: Sleeping, 2013-2014
Resina de poliuretano, porcelana fría, silicona,
piedras, papel, resina líquida y pintura acrílica
Pieza tridimensional de 150 x 60 x 60 cm.
Luz Adriana Vera Rivera (Pamplona, 1992)
Entre tus manos, 2013
Video
Duración: 5: 29 minutos

Laura Lucía Serrano Bernal nos enfrenta a dos presencias en la sala, cada una está sobre el piso y nada media en el encuentro cuerpo a cuerpo con el espectador. Se trata de Personal Monsters: Hidden y Sleeping. El pequeño Hidden funde cabeza, tronco y brazos; parece enjuto y encajado en sí mismo como conteniendo algo que no es manifiesto. Pareciera, por el lugar que ocupa, que no quiere “dar la cara” o enfrentarse con el espectador. Sleeping presenta un detallado y tenso monstruo. Los monstruos de cada uno nos aguardan en el mundo de los despiertos y de los dormidos.
Las fotografías de Verónica Giraldo Canal se ubican en el momento en que se avecina o va a ocurrir algo. En Dream Sequence aborda el sueño, el estado de somnolencia y el momento entre el despertar y el dormir. En los primeros planos, la artista intenta encontrar la transición de un estado a otro o aproximarnos al sueño como trabajo interior. La niña, en su letargo, parece ligera, y no estamos seguros si la secuencia fotográfica ha sido producida en un sueño o es la fotografía de un somnoliento.

Luz Adriana Vera Rivera realiza un video-registro de la acción de “autobordarse” las palmas de las manos. La lanzadera penetra la piel, la bordadora hace la puntada del zigzag y emprende su aprendizaje con el punto de cruz. Intenta escribir con hilo, repite, y con una puntada básica forma palabras; así se unen urdimbre e hilo bordando relatos que no se pronuncian. En la educación femenina, impartida por mujeres para mujeres, se enseña a bordar entre otras actividades del hogar. Entre tus manos sugiere tener algo al cuidado e implica, por tanto, el hecho de dañarlo o no, ¿el bordado?

   
Alexandra Morelli Navia (Cúcuta, 1966)
Zoy-la dos caras, 2013
Urna acrílica, espejo, muñeca de trapo, guante en
porcelanicron morado, recogedor y escoba
Dimensiones variables. Urna 30 x 20,5 x 31,5 cm. 
Ruth Neyla Holguín Barrera (Yopal, 1986)
Identidad, 2013
Tintas de colores y bolígrafo sobre papel Opalina.
Serie de 12 dibujos de 27 x 21 cm c/u

María Alexandra Morelli Navia ha hecho Zoy-la dos caras, una muñeca de trapo con dos caras: una mira a un espejo y la otra a sus instrumentos. Una cara se presenta en el trabajo y en la vida social y la otra cara se queda en casa. La muñeca, acompañada de un kit de aseo, se encuentra en una vitrina transparente. Se presenta, como lo hacen los muñecos a su posible comprador, en una caja de vinilo transparente que sirve para exhibir y proteger. El rol se adquiere en la vida como parte del aprendizaje social y cultural, se adopta y se practica bajo las reglas invisibles de la vida colectiva.

Identidad, de Ruth Neila Holguín Barrera, se compone de doce retratos. En ellos apenas se insinúan la boca, los ojos y la nariz, en claro contraste con la atención que se presta a los atavíos. Las líneas se convierten en collares, aretes, vestidos y ondas del cabello. El rostro aparece enmarcado en las particularidades del atuendo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

   

Darlin Bejarano Ibáñez (Tunja, 1984)
Muñeca negra 2, 2013
Fotografía digital
22 x 33 cm.

En Muñeca negra 1, la intensidad lumínica, sin llegar a la sobreexposición, da pistas sobre la imagen. Esta fotografía la obtuvo Darlin Herneyder Bejarano Ibáñez en el salón de una escuela olvidada. El brillo de la tarde, como un resplandor colado por el ventanal, se presenta como un juego de luz pero sin apelar a la nostalgia, aunque cercano a la fragilidad como prueba de transitoriedad.

3. Contra el orden ensaya otros órdenes. Emplea los elementos ya existentes, pero organizándolos con otra lógica. Se producen juegos de imágenes, palabras, objetos y acciones que nos permiten distintas alternativas de acercamiento. Aquí se revisa el orden, que se suponía consensuado y acordado.

 

 

 

 

 

 

 

Johann Sebastián Alvarado Guatibonza
(Sogamoso, 1986)
Borrón histórico [Historia # 1], 2012
Registro de acción. Video. Duración: 5 minutos,
40 segundos

Johann Sebastián Alvarado Guatibonza ha trabajado con archivos por lo que tiene una relación directa con los documentos y el modo como se emplean para construir narraciones. Borrón histórico [Historia # 1] es la acción de escribir y borrar, de escribir la palabra historia y borrarla, de escribirla nuevamente y volver a borrarla. Este artista nos presenta el registro del desgaste del papel en una acción reiterativa y registrada en video. Se trata de juegos de sentido entre imagen y texto, palabras y acciones, documentos y evidencias.

Juan Carvajal Franklin (Bochalema, 1964)
Toches & Co. Cuaderno I y II de la Kosmografía de
Kvkvlandia
, 2014
Libro hecho a mano sobre papel de algodón
17 hojas de 23,5 x 23,5 cm. c/u

Juan Carlos Carvajal Franklin presenta Toches & Co. Cuaderno I y II de la Kosmografía de Kvkvlandia como un proyecto por realizar: “lo preveo como una muy cuidada parodia positivista”. Ya había trabajado en esa dirección en Pájaros de Cúcuta, uno de los libros que lo antecedieron, “un ejercicio de humorismo poético matizado con necesarias informaciones de ciencia y comentarios (…)”.5 También ha incluido un estudio previo hecho a mano, que mezcla dibujos, caligrafías, fotografías, recortes y aguadas. En una página aparece el Toche: descamisado, paticortico, carnoso, hinchado y presuntuoso. En la exposición, el artista muestra el cuaderno extendido y una copia en facsímil.


John Fredy Calderón Ortiz
(Bucaramanga, 1984)
La India, El oro de la India, 2011
Impresión digital sobre papel
12 piezas de 30 x 35 cm. c/u

John Fredy Calderón Ortiz ha empleado un traductor de la Web para traducir, una y otra vez de un idioma a otro, la frase coloquial “indio comido, indio ido”. Parte del español para retornar nuevamente al mismo. En La India, el oro de la India, la palabra traducida nos permite encontrar sinsentidos, sentidos confusos, giros de sentido, contrasentidos y sentidos ocultos. La traducción y la interpretación entrañan un ejercicio velado de poder y de confianza. “Doña María, Malinche, lo sabía; como lo sabía Don Jerónimo de Aguilar”.6


Andrés Leonardo Caballero Piza
(Bucaramanga, 1990)
Behind the Runway, 2014
Empapelado in situ (Impresión digital)
Dimensiones variables

Behind the RunwayAndrés Leonardo Caballero Piza presenta los dibujos previos al espectáculo de un desfile de moda, mundo que conoce por dentro. Los dibujos se ajustan a las proporciones del espacio arquitectónico que intervienen y su escala afecta al espectador. A comienzos del siglo XX, se acuñó la frase: “la muerte corporal no es nada comparada con la muerte social”. La moda hace parte de la cohesión social y ha afectado la manera de asumir la temporalidad,7por tanto, verla como frívola y banal es negar que ha infiltrado todos los aspectos de la vida.

 

 

 

José Misael Páez Tibatá (Tunja, 1983)
Acontecimiento refrigerado, 2014
Intervención/objetos. Altorrelieves en chocolate,
Post it y nevera
13 fotografías de 12 x 10 cm. (registro)
Dimensiones variables 
Roberto Carlos Jiménez Rodríguez (Tunja, 1977)
Cuadro protector, 2013
Óleo y spray
25 x 35 cm.

Acontecimiento refrigerado es el registro de la intervención realizada por José Misael Páez Tibatá en la Plaza de Bolívar de Tunja para activar la participación de los ciudadanos. En la misma, el artista dispone, en una nevera, algunos elementos con los que propone un intercambio a los transeúntes: relieves de chocolate del busto y escultura ecuestre del Libertador por preguntas al monumento. Los monumentos fueron erigidos para perdurar, permanecer y mantener presente el pasado, más allá de los ideales que los inspiraron.

Las imágenes pueblan la vida cotidiana y Roberto Carlos Jiménez Rodríguez tiene la capacidad de unir imágenes, que de ninguna otra manera estarían juntas, para producir una ficción en la que adquieren otro sentido. Así surge Rompe cabezas: Nuestra Señora de Chiquinquirá, obra en la que toma una imagen que publicó el periódico El Tiempo y la emplea para armar un rompecabezas: la imagen del collar bomba.

Pies de foto

1 H. Foster, Diseño y delito y otras diatribas. Akal, Madrid, 2004, p. XIV. Volver a 1. 
2 C. Bonilla, Jardines interiores: Bitácora de expedición. Secretaria de Cultura y Turismo de Boyacá, Tunja, 2013. Volver a 2. 
3 J. Derrida, El animal que luego estoy si(gui)endo. Trotta, Madrid, 2008, p. 52. Volver a 3.
4 J. Derrida, El tocar, Jean-Luc Nancy. Amorrortu, Buenos Aires, 2011, p. 125. Volver a 4.
5 J. Carvajal, Pájaros de Cúcuta. Hederieta, Cúcuta, 2012, p. 9. Volver a 5.
6 C. Fuentes, El Naranjo. Alfaguara, Madrid, 2008. Volver a 6. 
7 G. Lipovetsky, El imperio de lo efímero: La moda y su destino en las sociedades modernas. Anagrama, Barcelona, 1990, pp. 305- 327. Volver a 7

Esta exposición se realiza de manera simultánea con otras 7 exposiciones de Imagen Regional 8 en el país, en las ciudades de Montería, Santa Marta (Zona 1); Ibagué, Medellín (Zona 2); Cali, Pasto (Zona 3); Bucaramanga, Tunja (Zona 4).