Información General

Los edificios del Banco de la República en Medellín

El Banco inició sus actividades en la ciudad de Medellín, con el local del Edificio Mejía y Cía., ubicado en el costado oriental del parque de Berrío (carrera Palacé), al lado sur del Templo de Nuestra Señora de la Candelaria. Este edificio había sido construido entre 1905 y 1909 con diseño original de Horacio Marino Rodríguez. La agencia, luego convertida en Sucursal, poco a poco fue utilizando mayor espacio del edificio, hasta que se determinó su compra.

En los primeros años de la década de los cuarenta se empieza a plantear la necesidad de un edificio moderno en el mismo sitio del ocupado en el momento, y se encargan los estudios de planos a la firma local H. M. Rodríguez y Rejos, los cuales hacen el anteproyecto que es estudiado en Bogotá por el arquitecto Alfredo Rodríguez Orgaz, asesor del Banco. De acuerdo a un informe presentado por este último, se puede creer que el nuevo edificio utilizó algunos espacios de la construcción vieja, tales como las bóvedas.

La construcción fue contratada con la firma Ingeniería y Construcciones S.A., la cual ejecutaría la obra por el sistema de administración delegada. Los trabajos de construcción se realizaron entre el cuarto trimestre de 1945 y el primer trimestre de 1948. Aparentemente mientras duró la obra, el Banco funcionó en las instalaciones del Banco Central Hipotecario.

En la década de los sesenta se plantea la construcción de un nuevo edificio, con carácter monumental, y se adquieren al efecto todas las casas y lotes de la manzana sur del parque de Berrío (calles Colombia a Ayacucho, y carreras Palacé a Bolívar), que por aquella época tenía las construcciones más antiguas (casa de dos pisos, con balcón corrido) de la plaza.

El primer proyecto elaborado contempló una remodelación total de la zona, incluyendo el Parque (el más tradicional de la ciudad) y la reconstrucción de la calle Colombia en forma subterránea; el Parque tendría subterráneos para parqueaderos y centros comerciales y en la esquina trasera del edificio (Palacé por Ayacucho) se construiría una concha acústica. Este descomunal proyecto no se realizó, aparentemente por desentendimientos entre el Banco y el municipio, los cuales demoraron la obra durante muchos años (valga anotar que desde los primeros años de la década la manzana fue demolida y cercada).

Finalmente cuando se desistió del plan original y ante la necesidad de crear un frente acorde con el volumen del edificio, se cambió el proyecto, y entonces se diseñaron las fuentes (calle Colombia), lo cual implicó cambios en la ubicación de los parqueaderos, de las salas de máquinas, etc., con lo cual se eliminó también la concha acústica.

El diseño del edificio fue obra del arquitecto Álvaro Cárdenas (del Banco), y la construcción le correspondió a la firma Fajardo Vélez, de Medellín. Luego de muchos años de obra, el edificio fue inaugurado el 4 de agosto de 1974.