Banco de chamán. Maleta Amazonas.
Chamán con máscara. Maleta Calima.
Mujer con pintura facial. Maleta Nariño.
Nariguera. Maleta Muisca.

Reglamento de préstamo de material didáctico

El Museo del Oro del Banco de la República presta gratuitamente materiales didácticos a entidades educativas o con fines culturales, en 28 ciudades colombianas, para colaborar con los docentes y estudiantes de todas las regiones del país. 

Los siguientes puntos del reglamento aplican ante todo en Bogotá, por lo que le agradecemos llamar por teléfono a la Sucursal del Banco de la República más cercana para obtener el que aplica en su caso.

En el Museo del Oro de Bogotá (calle 16 No. 5-41, piso 7, tel. 3432222 opción 4) encontrará las diez Maletas didácticas y dos juegos del Museo del Oro. El siguiente es el horario para el recibo y entrega de Maletas Didácticas en Bogotá: de lunes a viernes de 8:30 a.m. a 12:30 m y de 2:00 p.m. a 4:30 p.m. No requiere cita. El Museo del Oro en Bogotá no hace reservaciones de material didáctico (informes en cada ciudad).

El día del préstamo usted debe traer consigo una solicitud escrita en papel membreteado del plantel, entidad educativa o cultural que se hace responsable del cuidado del material, dirigida a Señores Museo del Oro-Servicios Educativos e incluyendo el NIT de la entidad, número de teléfono, dirección y firma de la persona responsable (Rector o Coordinador, no el maestro), así como los datos (nombre y cédula) de quien está autorizado para recoger el material y, de preferencia, el título de la maleta deseada. Necesitaremos además una fotocopia de la cédula de la persona autorizada. Se presta a instituciones y no a personas individuales. 

Usted puede llevar máximo dos Maletas hasta por ocho días hábiles. Agradecemos ser muy estricto con el tiempo de entrega pues otras entidades han programado sus actividades con este material. Si requiere prórroga puede llamar a la oficina de Servicios Educativos (en Bogotá, tel. 3432222 opción 4). ¡Nos interesa que las Maletas se usen, no que permanezcan inutilizadas!

Si usted viene a un Encuentro o taller con maestros, ese mismo día puede llevar una o dos maletas trayendo la carta y fotocopia mencionadas.

Sin la devolución del material no se entregarán otros. La demora en la devolución o el uso comercial implican la suspensión del servicio. Este material del Banco de la República está protegido por las leyes de Derechos de Autor; no se permiten el copiado de los videos, la utilización con fines lucrativos ni la comercialización. Las Maletas didácticas no se prestan para usarlas fuera de Colombia y no están disponibles para la venta.

La copia del control de entrega debe ser devuelta con los materiales prestados para dar la constancia de recibido.

Al devolvernos las Maletas le agradecemos nos indique, con fines de estadística, cuántas personas utilizaron cada material. Igualmente son bien recibidos todos sus comentarios y sugerencias. Asimismo le encarecemos que nos devuelva cada  ficha plastificada limpia, como usted y sus alumnos desean y merecen recibirlas. Por favor no las pegue con cinta pegante porque deja la goma. Puede lavar el polvo y la grasa con un trapo con alcohol disuelto en agua o con una pequeña cantidad de crema de manos.

¿Y cómo hacer para que los objetos no se "pierdan" o se rompan?

En el Encuentro con maestros le responderán esta pregunta, sin duda la más frecuente de todas. Es muy inusual que un objeto de nuestras Maletas llegue a faltar, porque al entregarlas, tanto como al recibirlas de regreso, cotejamos el contenido contra un inventario gráfico, lo que deja claro nuestro interés por el cuidado de los objetos. Cada objeto tiene su lugar en un orificio labrado en la espuma protectora del interior de la Maleta: así le facilitamos al maestro la tarea de hacer él mismo el inventario cuando recoge los objetos después de su utilización. ¡No deje que los estudiantes salgan a recreo sin haber recogido antes los objetos y tarjetas con inventario! No deje tampoco la maleta desatendida donde un curioso tenga acceso a su contenido.

Pocas veces los niños rompen algún objeto, y hay un método fácil y evidente para que esto no suceda: entregue cada objeto con gran cuidado, ceremoniosamente, tomándolo con las dos manos por debajo (no de las asas de cerámica, por ejemplo). Así está enseñando el cuidado y el respeto que el objeto merece. Puesto que las maletas del Museo del Oro hablan sobre identidad, enseñar a cuidar estos objetos es una forma de enseñar el aprecio y el cuidado del patrimonio que nos pertenece a todos los colombianos.

Si los pupitres de la clase tienen la superficie inclinada... no es mala idea hacer la actividad en grupos sólo con las sillas, o tal vez afuera, sobre el mullido pasto.

¡Ah! Y cuando el tema de la clase ya no sean más los objetos sino el video, la discusión, el dibujo... recoja cada uno de los objetos y colóquelos en la maleta o en un lugar seguro (la "exposición" sobre el escritorio del maestro) porque es en ese momento de descuido cuando puede suceder una rotura. Promovemos los maestros responsables... y entendemos que un accidente puede suceder. 

Objetos maleta Cauca: espejo de la diversidad de Colombia
Objetos maleta Los muiscas y su organización social
Objetos maleta Nariño, arte prehispánico
Objetos maleta Noticias de 16.000 años
Objetos maleta Quimbaya el cuerpo es cultura