3.260 objetos y una esmeralda rodean al visitante, en una experiencia inolvidable

Los objetos de orfebrería prehispánica no fueron simples adornos, sino los símbolos de la religión de los indígenas prehispánicos, el chamanismo.

Entrando a la última Sala de la exhibición del Museo del Oro, en el tercer piso, un ambiente de penumbra donde seis vitrinas cilíndricas conectan cielo y tierra alude al vuelo chamánico y al sentido religioso del arte indígena de la orfebrería. La Balsa Muisca, el objeto que simboliza el mito y la ceremonia del Dorado, introduce el tema de la ofrenda que realizaba el cacique o el chamán para promover o restaurar el equilibrio del mundo.

Al final del recorrido una persona lo detendrá y le indicará que espere. Cuando una pared se abra, usted asistirá a un evento de luz y sonido que se quedará grabado en su memoria. Ni el web ni los más novedosos monitores de computador sirven para describir o contar lo que usted sentirá cuando visite físicamente el Museo. ¡No deje de venir a conocerlo!

A la salida, la Sala de Consulta ofrece a los visitantes la oportunidad de disfrutar el video Poporo, realizado en 2004 por el artista Luis Cantillo, inspirado en los objetos del Museo. Esta obra de arte digital recibió el primer premio de la Bienal de Videoarte del BID en Washington y el segundo premio en el festival FILE 2004 de Sao Paulo, Brasil. También se puede consultar el sitio web del Museo y un aplicativo que le permitirá observar la Balsa Muisca y otros objetos en todos sus detalles. ¡Nunca deja uno de sorprenderse con los objetos del arte prehispánico!


El vuelo chamánico >