Museo del Oro Calima


PERIODO SONSO

Museo del Oro Calima, Cali

Los grupos de esta tradición se conocen arqueológicamente con el nombre de Sonso. Hacia el año 800 de nuestra era, distintas oleadas de grupos de una tradición diferente a la Yotoco ocuparon la región Calima y una extensa comarca del suroccidente colombiano. Compartían una misma cultura, con variaciones regionales, y formaron comunidades independientes que guerrearon entre sí. En el siglo XVI fueron sorprendidos por la conquista española.

Museo del Oro Calima 

Sus tumbas tienen entre 5 y 15 metros de profundidad y fueron construidas cuidadosamente. En la cámara funeraria el muerto reposa dentro de un sarcófago de madera, rodeado por lo que necesitaría en la otra vida: un banquito, armas y ollas donde se han encontrado restos de maíz, fríjol, carne de fauna silvestre y chicha.

Muchas veces las tumbas están inundadas por aguas subterráneas estancadas, sin oxígeno para sustentar bacterias, lo que permitió la conservación de la madera.

El oro y la cerámica del periodo Sonso de Calima contrastan con los de periodos anteriores y marcan el parecido cultural de los pobladores tardíos del suroccidente. En el arte tardío las figuras humanas son esquemáticas, con grandes cabezas y narices, y los animales fueron poco representados. Ligeras variaciones en los rasgos o en los adornos distinguen a los grupos locales.

Museo del Oro Calima

La orfebrería tardía del suroccidente presenta formas sencillas –narigueras torzales, aros, pectorales– fundidas en aleaciones de oro y cobre. Se insertaban pequeños adornos de oro en la piel y deformaban sus cabezas, según lo narra el cronista  Pedro Cieza de León en 1541: "...cuando la criatura nace le ponen la cabeza del arte que ellos quieren que la tenga: y así, unas quedan sin colodrillo, y otras la frente sumida, y otros hacen que la tenga muy larga; lo cual hacen, cuando son recién nacidos, con unas tabletas...". 

Los indígenas de esta región maravillaron a los conquistadores: "Hay grandes poblaciones y muchos indios... tienen sus pueblos extendidos y derramados por aquellas sierras, las casas juntas de diez en diez y de quince en quince... grandes, redondas, la cobertura de paja...", escribía  Pedro Cieza de León en 1541.

La densa población que sucumbió hace 500 años enfrentando la conquista española construyó innumerables plataformas para levantar sus bohíos y extensas explanadas de uso desconocido. Hoy se ven acumulaciones de piedras sobre plataformas que intrigan a los arqueólogos.

La abundancia de volantes de huso –con hermosos diseños– muestra la importancia de la industria textil.

Utilizaban rodillos de cerámica para aplicarse pintura corporal y facial, con motivos que debían distinguir a los grupos sociales como ocurre entre los actuales emberas del Chocó. Algunos rasgos comunes sugieren que los indígenas actuales del Chocó podrían ser descendientes de los pueblos que dominaban entonces el suroccidente. Vemos en el Museo una olla elaborada por los actuales indígenas emberas, que no deja de recordar las cerámicas de los indígenas que ocupaban este territorio en el siglo XVI. Figurinas similares a las arqueológicas son utilizadas por los actuales emberas en ceremonias de curación.

 



Vea en Flickr más imágenes del Museo del Oro Calima

Más sobre la Región Calima en la página del Museo del Oro


Museo del Oro Calima - Periodo Ilama

Periodo Yotoco

Periodo Sonso (esta página)

Reseña histórica del Museo