Orígenes de la banca comercial en Colombia : la banca libre, 1870-1886

Por: Meisel Roca, Adolfo, 1954-

      

Revista Credencial Historia


MARZO 2001.

     

Orígenes de la banca comercial en Colombia
La banca libre, 1870-1886.

Por: Gustavo Adolfo Meisel Roca.

Tomado de: Revista Credencial Historia.
(Bogotá - Colombia). Marzo 2001. No. 135

 
 

Banco de Bogotá, fundado en 1870.
Grabado de Ricardo Moros Urbina.
"Papel Periódico Ilustrado", 1884 .

Billete de diez pesos del Banco de Santander, 1873.

Billete de un peso del Banco de Barranquilla, 1873.

Banco de Colombia,
en Bogotá, fundado en 1875.
Grabado de Julio Racines
sobre fotografía de Eustacio Barreto.
"Papel Periódico Ilustrado", 1882.

Edificio del Banco López,
Proyección de Robert M. Farrington.
"El Gráfico", febrero de 1920.

Edificio del Banco de Colombia.

 

 
 

 

En 1870 no había un solo banco en Colombia. Hasta esa época la Iglesia y los principales comerciantes dominaron el limitado mercado crediticio existente. Además, no circulaban billetes de ningún tipo. El circulante estaba compuesto por monedas de oro, plata, níquel y cobre. El país tenía, pues, un sistema monetario y crediticio muy poco desarrollado.

Todo ello empezó a cambiar en 1870 con la fundación del primer banco privado exitoso: el Banco de Bogotá. Las condiciones para el surgimiento de la banca colombiana se gestaron en la década de 1860 con tres cambios que crearon las condiciones para su desarrollo. El primero, fue la desamortización de los bienes de manos muertas, es decir, la puesta en el mercado de aquellas propiedades eclesiásticas que hasta ese momento eran inajenables y de los bienes raíces privados que por estar hipotecados a entidades religiosas no podían ser comprados ni vendidos. Ello permitió el desmonte del sistema de crédito hipotecario que controlaba la Iglesia desde la colonia, los llamados censos.

El segundo cambio importante en la década de 1860 que ayudó a que surgieran los bancos fue la promulgación en 1863 de la Constitución de Rionegro, la cual defendió los principios de la libertad para la iniciativa económica privada, incluyendo el negocio bancario, el cual debía ceñirse a un mínimo grado de regulación.

El tercer elemento importante para el surgimiento de la banca privada colombiana en la década de 1870 fue el auge de las exportaciones que se inició a mediados del siglo y que permitió una recuperación y ampliación de la economía nacional, la cual se había contraído como consecuencia de los desajustes institucionales a que llevó la independencia.

El Banco de Bogotá fue promovido por un amplio grupo de empresarios y hacendados bogotanos. Antes de 1870 se habían creado unos pocos bancos, pero todos tuvieron una vida efímera y su influencia sobre la vida económica nacional fue casi nula, Parece que el primero de todos fue el Banco Colonial Británico, fundado en Cartagena en 1839 y sobre cuya existencia fugaz no se conoce casi nada .

El éxito del Banco de Bogotá llevó a que en esa misma década se abrieran otros bancos privados en Bucaramanga, Popayán, Medellín, Barranquilla, Cartagena, y en la misma capital del país. Sin duda, esta primera etapa de la banca colombiana fue de las más exitosa para esa actividad en toda la historia económica del país. Ello se vio reflejado en que en ese primer período fue tal vez cuando más bancos se han abierto en Colombia.

En su primera etapa, y mientras rigió la Constitución de 1863, el negocio bancario estuvo muy poco regulado y controlado por el gobierno. Además, los bancos emitían sus propios billetes: lo que se conoce en la literatura como la banca libre .

La banca libre se caracteriza por la emisión en forma competitiva por parte de los bancos privados de billetes convertibles a una moneda mercancía, como el oro, y por la ausencia de barreras a la entrada en el negocio bancario. Las experiencias de banca libre en el mundo fueron múltiples. Algunas, tal vez la mayoría, fueron exitosas, como ocurrió en Escocia. Otras fueron poco favorables, como sucedió en algunas regiones de los Estados Unidos . Las diferencias en el marco institucional y legal en el cual se desenvolvió la banca libre en los distintos países determinó si este tipo de organización monetaria y bancaria resultaba exitosa. En algunos casos, como en ciertos estados de los Estados Unidos, la banca libre resultó inestable, ya que la ley permitía que las reservas bancarias pudieran tenerse en bonos de los gobiernos estatales. A menudo sucedía que los bonos se depreciaban rápidamente y los billetes de los bancos quedaban, por lo tanto, sin respaldo y se desataba un pánico. En otros casos, como en Escocia, la banca libre funcionó muy bien y su abandono se debió al triunfo de las ideas a favor de la banca central y no a su mal desempeño.

Entre 1870 y 1886, Colombia vivió una era de banca libre muy exitosa. En ese período, como se aprecia en el recuadro, se crearon un total de 34 bancos privados, más que en cualquier otro subperíodo de la etapa inicial de la banca en Colombia y probablemente más que en cualquier otro período de nuestra historia económica.

Es necesario resaltar que durante el período en el cual operó la banca libre en Colombia hubo estabilidad tanto bancaria como monetaria. Debido a algunas de las experiencias negativas de la banca libre a nivel internacional, como por ejemplo lo sucedido en algunas regiones de los Estados Unidos, en buena parte de la literatura sobre historia monetaria y bancaria se encuentran evaluaciones negativas acerca de dicho régimen. Algunos analistas consideran que la banca libre tiene el riesgo de la sobre-emisión de billetes por parte de los bancos y que eventualmente ello puede llevar a brotes inflacionarios y a los pánicos bancarios, una vez que los depositantes se percatan de la situación.

En Colombia, en la década de 1870, nunca se presentó un pánico bancario nacional y aunque hubo uno en Medellín en 1875, debido a la guerra civil, los bancos pudieron superarlo sin demasiados traumatismos.

En 1875 se fundó en la capital el Banco de Colombia el cual, junto con el de Bogotá, fundado en 1870, tal como se mencionó, ayudaron al éxito de la banca libre, ya que fueron bancos muy influyentes y estuvieron muy bien administrados, absteniéndose de adelantar actividades de tipo especulativo. Ello contribuyó a que sus billetes siempre fueran aceptados sin reticicencias y a que éstos siempre mantuvieran la convertibilidad por oro. Como resultado, en 1886 entre el Banco de Bogotá y el Banco de Colombia habían emitido el 46 % de todos los billetes de los bancos bogotanos .

Otros bancos que funcionaron en este período fueron el Banco de Antioquia, fundado en 1872, el Banco de Barranquilla, que inicio operaciones en 1873 y el Banco de Cartagena, de 1881.

¿Si la experiencia de la banca libre en Colombia fue tan positiva, por qué razón dejó de existir? Para entender un poco más el fin de la era de la banca libre colombiana es necesario tener en cuenta las políticas económicas de la Regeneración. Con la creación del Banco Nacional en 1880, las cosas empezaron a cambiar para la actividad bancaria en Colombia, puesto que ya los bancos comerciales no gozaban de todas las libertades que les había otorgado la Constitución de 1863.

En efecto, aunque se permitió que los bancos siguieran emitiendo billetes después de la creación del Banco Nacional, estos debían aceptar los billetes de dicha institución a su precio de mercado.

Sin embargo, para 1886 el Banco Nacional había sobre-emitido sus billetes y, ante la inminente depreciación, se vio forzado a suspender su convertibilidad por oro. A los bancos privados se les suspendió el derecho a seguir emitiendo los suyos, y se les obligó a recogerlos en un breve período de tiempo. Se inició así lo que se conoce en la historia monetaria colombiana como el curso forzoso, el cual existió hasta la reforma monetaria de Rafael Reyes en 1905.

A los bancos comerciales nunca más se les restableció su capacidad para emitir billetes: la era de la banca libre en Colombia llegó a su fin en 1886. Ello ocurrió no por el mal funcionamiento de la banca libre sino,, todo lo contrario, por el mal manejo que hizo el banco estatal, el Banco Nacional, de sus propios billetes. Es decir, que la competencia en la provisión de billetes resultó en la estabilidad monetaria. Todo lo contrario sucedió con el monopolio para emitir que se le dio al Banco Nacional a partir de 1881. En efecto, dicho banco llevó al país entre 1889 y 1903 a la peor inflación de su historia.

En síntesis, la banca libre en Colombia desapareció por la avidez del gobierno por participar en el negocio de la emisión de billetes para utilizar esa función en el financiamiento de sus frecuentes déficit. A diferencia de la experiencia con la banca libre, el monopolio en la emisión de billetes sí se ha caracterizado, durante muchos períodos de nuestra historia económica a partir de 1886, por la sobre-expansión.

Notas

. LUIS OSPINA VASQUEZ. Industria y protección en Colombia, 1810- 1930. Medellín: Oveja Negra, 1974, p. 186.
. ADOLFO MEISEL ROCA. "Free Banking in Colombia". En: Kevin Dowd, Editor, The Experience of Free Banking. London: Routledge, 1992; y ECHEVERRY LINA. "Free Banking in Colombia, 1865-1886", Tesis de Ph.D., University of Georgia, 1991.
. KEVIN DOWD, en la obra citada, presenta las experiencias de banca libre en diversas partes del mundo.
. CARMEN ASTRID ROMERO. "La banca privada en Bogotá, 1870-1922". En: Fabio Sánchez, Editor, Ensayos de historia monetaria y Bancaria de Colombia. Bogotá: Tercer Mundo, 1994, p. 274.

Título: Orígenes de la banca comercial en Colombia : la banca libre, 1870-1886
Palabras clave: Bancos; Colombia; Historia
Lugar: Colombia


Comentarios () | Comente | Comparta