Visitas temáticas

Bodegón: Arqueología para una naturaleza muerta

La representación de objetos cotidianos sin vida o bodegón ha sido un tema de la pintura desde tiempos remotos, pero es solamente después del Renacimiento que esta rama se empieza a identificar con un  género pictórico independiente.

En el Renacimiento el bodegón comienza a liberarse del significado simbólico y religioso con el que estuvo revestido hasta la Edad Media, cuando el naciente género aparecía encubierto o disimulado en pinturas religiosas o retratos. Durante los siglos XVII y XVIII fueron acuñados los términos still life y stilleben (en inglés y alemán, respectivamente, “vida quieta”) y las connotaciones religiosas se abandonaron del todo. 
 

 


El desnudo: un cuerpo mil miradas

Entre los muchos temas tratados por los artistas a lo largo de la historia del arte en Occidente, el desnudo llama especialmente la atención debido a las asociaciones tan variadas y profundas que lo rodean. Si bien temas como el paisaje, las naturalezas muertas, el retrato o las escenas religiosas, por nombrar algunas, son también recurrentes en el panorama artístico, el desnudo ha inquietado a lo largo de la historia a los espectadores al despertar consideraciones morales, éticas, psicológicas y eróticas
 
  


Vanguardias artísticas del siglo XX

Entre las primeras vanguardias estaban el fauvismo, el expresionismo, el cubismo, el neoplasticismo, el constructivismo, el dadaísmo, la escuela metafísica y el surrealismo. Hay que aclarar que estos movimientos no son secuenciales, no vinieron uno detrás del otro; antes bien, se superpusieron y atravesaron entre sí; de ahí que encontremos artistas que pertenecen a más de una corriente y que produjeron una obra cambiante y rica, trabajando de maneras muy diversas. Así es como este periodo de fines del siglo XIX e inicios del XX nos entrega una amplia variedad de propuestas en el ámbito artístico o el literario.

  


Fernando Botero: un artista de talla grande 

Botero replantea con su pintura la figuración y el canon de belleza clásicos desde una visión muy particular, al punto de lograr configurar con ella un universo propio. El imaginario de este universo se sostiene en la exageración del volumen en sus dibujos, pinturas y esculturas, un recurso con el que el artista representa igualmente al torero que está siendo corneado en plena corrida y a la mujer asomada por una ventana, al obispo que camina cerca al río o las frutas que hay sobre una mesa listas para consumirse.
 

  

 
Numismática: Arte y Moneda

La relación entre el arte y numismática existe, en primer lugar, debido a que la producción de monedas y billetes está asociada a procesos de grabado, una técnica que se trabaja sobre diferentes soportes y permite la trascripción de motivos y su reproducción serial. Así, la producción y composición de las imágenes de los billetes requiere del trabajo de los artistas en sus diferentes fases.