Henry Alexánder Gómez

Tengo la leve sospecha de que el género negro en Colombia, desde una forma más categórica y consciente, toma un nuevo rumbo con el libro El informe de Galves y otros thrillers, de Roberto Rubiano, publicado por Tercer Mundo Editores en 1993.

Con excepción de Suenan timbres (1926) de Luis Vidales, se ha dicho que en Colombia no hubo vanguardia. En efecto, mientras en otras latitudes del continente se asistía a una renovación sostenida del lenguaje y otras búsquedas estéticas, el país seguía anclado a un modernismo tardío, sumergido en un matrimonio, casi indisociable, con la tradición española.

La sirena que anuncia la tempestad del amor, las cincocuerdas con las que doblamos y perdimos el mundo,también nos recuerdan la resurrección de las estrellas, (...) Leer texto completo

Abuelo, por descuido, ha dejado caer una vieja caja de fósforos. “Va a temblar”, dice con su suave voz de arena, al tiempo que descifra el azar de las cerillas desperdigadas en el suelo del patio.   “Dios, de tanto correr, se va a dar de bruces contra la montaña”, explica, y nosotros nos miramos unos a otros sin comprender su extraño vaticinio. (...) Leer texto completo

Suscribirse a Henry Alexánder Gómez