¿Más pintor que escritor?

Tipo: 

N° revista: 

Boletín Cultural y Bibliográfico 97

Tema: 

Autor: 

Libro reseñado: 

Él y el otro. Homohistorias

Datos libro: 

Félix Ángel. Tragaluz Editores, Bogotá, 2016, 122 pp., il.

Escritores que pintan, pintores que escriben. Se trata de un maridaje no tan extraño, explicado siempre con la obviedad de que el artista necesita expresarse —sacar lo que lleva dentro— y termina valiéndose de todas las formas para hacerlo. Una obviedad, por supuesto, cierta, que en últimas no dice nada. ¿Por qué escribían y pintaban William Blake, Jean Cocteau, Rafael Alberti, Federico García Lorca, Hermann Hesse y Frida Kahlo, por ejemplo? La respuesta es, cómo no, otra obviedad: cada uno lo hacía por razones distintas, por necesidades muy particulares y precisas.

En algunos hay un vínculo claro entre su obra escrita y su obra pictórica (una obra total); en otros aparentemente no. Para algunos escribir es un apoyo, un segundo recurso (casi unos apuntes), pero lo más importante es pintar. Para otros es exactamente lo contrario: primero la literatura, después la pintura (a veces unos garabateos al margen). Para otros es cuestión de etapas, de momentos precisos de creación, y otros asumen las dos expresiones dándoles igual importancia, aunque las practiquen por separado. Ahora bien, ¿todo escritor que pinta es también pintor?, ¿todo pintor que escribe es también escritor? 

Leer texto completo