La (in)conveniencia del discurso afro

Tipo: 

Tema: 

Autor: 

Libro reseñado: 

¡Mandinga sea! África en Antioquia

Datos libro: 

Adriana Maya y Raúl Cristancho (curaduría). Universidad de los Andes, Facultad de Ciencias Sociales, Bogotá, 2015, 258 págs., il.

En 2014, finalizó la exposición ¡Mandinga Sea!, que tuvo lugar en el Museo de Antioquia, en Medellín. Su propósito fue reivindicar los lazos y la definición de la raza negra en la región mediante la presentación de más de 300 obras de fotografía, escultura, pintura y grabado, mapas y documentos. El trabajo se hizo bajo la curaduría de Adriana Maya, historiadora especializada en el tema de las negritudes en el periodo colonial, y Raúl Cristancho, artista plástico e investigador.

La apuesta expositiva dio lugar a un extenso catálogo de 258 páginas, que reunió, en cuatro apartados, el tema de la población africana en Antioquia. Resulta loable desde todo punto de vista que se integren en las voces oficiales, como las de las instituciones culturales, pueblos, razas y manifestaciones tradicionalmente marginadas. Además, el interés de centrar la exhibición en el carácter regional de Antioquia tuvo un componente adicional: competir con los lugares comunes y estereotipos que impactan hoy la región, como la referencia a lo paisa y a lo antioqueño, que porta un estandarte blanco o mestizo, pero nunca negro.

Desde la consagración en 1991 de la Constitución Política de Colombia, lo nacional y su población se redefinieron gracias a una defensa por la diversidad, pero fue solo alrededor del bicentenario de independencia, conmemorado en 2010, que las instituciones oficiales decidieron dar un lugar a la representación nacional de esa diversidad, en términos culturales. En gran medida, la apertura en el país de espacios como el Museo del Caribe en Barranquilla, y de exposiciones dedicadas a la afrocolombianidad en instituciones como el Museo Nacional ha contribuido a dar a lo negro un lugar dignificante en Colombia. 

Leer texto completo