Las madres y las viudas de la Independencia

Tipo: 

N° revista: 

Boletín Cultural y Bibliográfico 97

Tema: 

Autor: 

MADRES Y VIUDAS EN TIEMPOS DIFÍCILES

Magdalena Ortega y Mesa envió, entre 1795 y 1796, tres cartas: una dirigida a la reina María Luisa de Parma, otra al mismo rey Carlos IV y la última al influyente ministro Manuel Godoy. En las tres intercedía por un juicio justo en el proceso seguido a Antonio Nariño, su esposo, condenado al destierro y a la prisión por la traducción del francés al castellano de una selección de artículos de la Declaración de los Derechos del Hombre y el Ciudadano en 1793, así como por haberlos impreso y divulgado. Magdalena Ortega reclamaba también un trato justo para ella como esposa y como madre. Sus cuatro niños contaban con apenas ocho, siete y tres años de edad, y el último de ellos con menos de un año en el momento de la detención de su padre, la confiscación de sus bienes y el desalojo de su residencia. La autora de las cartas anuncia en sus reclamos los riesgos de la orfandad de sus hijos a tan temprana edad y de su viudez, ante las condiciones ignominiosas de reclusión a que estaba sometido Nariño y la enfermedad que contrajo por ello (Santos Molano, 2010, pp. 69-107). Aunque las cartas no obtuvieron respuesta, revelan una convicción de la autora, que con seguridad fue compartida por otras mujeres de su tiempo, en cuanto a la autoridad que tenía la palabra de la esposa y la madre, y también de los recursos legales para lograr justicia.

Leer texto completo

Perfil de la autora: Doctora en historia de América de la Universidad de Barcelona. Magíster en historia de la Universidad Nacional de Colombia y licenciada en trabajo social de la misma universidad.