Necropsias de tiempos fallecidos

Tipo: 

N° revista: 

Boletín Cultural y Bibliográfico 97

Tema: 

Autor: 

Libro reseñado: 

Tiempo muerto

Datos libro: 

Margarita García Robayo. Alfaguara, Bogotá, 2017, 151 pp.

Hace poco, el escritor salvadoreño Horacio Castellanos Moya dijo que la novela corta latinoamericana gozaba de buena salud. Y vaya que tenía razón, como también la tenía Mario Vargas Llosa al afirmar, con motivo de la publicación de El sueño del celta en 2010, que la novela en general penetraba robusta en el siglo XXI de la mano de autores audaces y originales. Refractario a las previsiones apocalípticas que lo están dando por muerto desde finales del siglo XIX, el género novelesco pervive y sabe amoldarse al espíritu de cada época. Para la muestra hay varios botones, pero veamos uno particularmente reciente en las letras de nuestro país.

La tercera novela de Margarita García Robayo, Tiempo muerto, es un texto relativamente corto,  aunque compacto y con muchas aristas, que destaca por transmitir al lector la densidad de una realidad humana valiéndose de un número limitado —pero bien seleccionado— de elementos lingüísticos y simbólicos. Con poco, García Robayo habla, escribe profundo; esto es, capta la atención del lector a través de un modo de expresión que reúne por lo menos tres elementos: el habla coloquial (con una considerable dosis de anglicismos), la descripción minimalista (aunque sugestiva en los detalles) y un fraseo fluido, recto, sin mayores digresiones ni virajes rítmicos. Aparte de la distintiva preponderancia que da al sarcasmo y a la frase afilada, es innegable que los rasgos del estilo de García Robayo se inscriben en una tendencia narrativa muy contemporánea en cuyo núcleo se encuentra, entre otras, la argentina Samanta Schweblin, una autora bastante bien posicionada en el mercado del libro.

Leer texto completo