Prehistoria de un narrador

Tipo: 

Tema: 

Autor: 

Libro reseñado: 

Hotel en Shangri-La

Datos libro: 

Octavio Escobar. María Paula Escobar (viñetas). Panamericana Editorial, Bogotá, 2016, 132 págs.

Convertirse en el destacado narrador de ficción que es, le ha llevado veinte años al escritor caldense Octavio Escobar. Este libro que reseñaremos, Hotel en Shangri-La (originalmente publicado por la Universidad de Antioquia en 2002 y reeditado por Panamericana Editorial catorce años después), hace parte de su prehistoria. Muestra al escritor primerizo que experimenta en la oscuridad, que duda, se estrella, que trata de encontrar su propia voz.

Es una tarea de la crítica literaria rastrear la génesis y el desarrollo de un escritor representativo. No intentaremos aquí asumir semejante responsabilidad, pero sí atisbar las huellas de su configuración en una obra en particular –que se revela como parte de un proceso de creación en desarrollo–, de un estilo narrativo, de una visión de mundo y de un modo de articular la realidad por medio del lenguaje literario.

Shangri-La es un volumen que reúne seis cuentos organizados como un puzzle que el lector debe armar a medida que pasa de una historia a otra. Si bien se pueden leer como historias independientes, su centro, el personaje que acoge al resto, es un mall al estilo gringo, recién inaugurado en una alguna ciudad colombiana. Se trata del Megacentro Babilonia, donde todo pretende ser “bienestar puro, invencible” (p. 35). Allí, en algunos de sus locales, pasillos y parqueaderos, un grupo de personas de origen diverso y que no se conocen entre sí exhibe sus fantasías, extasiado por la libido de la compra, al tiempo que se avista la fractura que acompaña los sueños basados en la simulación social. Carlos Monsiváis habló del mall como de un “nuevo templo posmoderno”. Los feligreses van allí en horda a rezar al nuevo dios.

Leer texto completo