Un paseo por la playa

Tipo: 

N° revista: 

Boletín Cultural y Bibliográfico 99

Tema: 

Autor: 

Libro reseñado: 

Dos aguas

Datos libro: 

Esteban Duperly. Angosta, Medellín, 2018, 199 pp.

Esta es una historia sobre el lugar que dos hombres desean y buscan en el mundo, y lo que sucede cuando esos deseos se cruzan en el camino de la felicidad del otro. Es una novela en la que estos dos hombres se enfrentan por un pedazo de tierra, una coquera, “un trozo de costa en donde el mangle entraba en tregua y, en cambio, los penachos de decenas de palmas de coco explotaban hacia el cielo como fuegos artificiales” (p. 59). Es el primer libro del escritor Esteban Duperly, en el que no pasa mucho, pero cuando sí pasan cosas es una maravilla observarlas.

La novela se sostiene sobre sus dos protagonistas; difícil tarea si los personajes no estuvieran tan bien planteados. Uno es el Boga, un negro de la ciénaga y dueño original de la coquera. El otro es Bernhardt, un blanco que escapó de Viena junto a su familia al comienzo de la Segunda Guerra Mundial, huyendo de las represiones del nacionalsocialismo, y que quiere asentarse en la tierra del Boga. Ambos son machos, cabeza de familia —aunque la del Boga está compuesta por dos personas, y la del austríaco por diez—, y por lo tanto están dispuestos a hacer lo que sea para defender lo propio. Sin embargo, vienen de mundos e historias opuestos. El Boga nació en la ciénaga y vive en medio del manglar, ese mundo que Duperly continuamente llama prehistórico, y nunca ha tenido mayor ambición que sobrevivir. Bernhardt es de Viena, la ciudad que representaba la modernidad de la época, y es un hombre de negocios traicionado por su ascendencia judía. Por lo tanto, la forma como cada uno maneja su vida y afronta sus problemas es diferente, sobre todo cuando cada uno se convierte en el problema del otro. Y es eso lo que le da equilibrio e impulso a la novela.

Leer texto completo