Crítica literaria

Decía el ensayista George Steiner que la genuina crítica literaria nace de una deuda de amor con la literatura, con sus obras y sus autores.

Gabriel García Márquez sigue siendo un autor pleno de vigencia. El país olvida a sus autores con facilidad, los recuerda cuando hay aniversarios y los devuelve a la oscuridad, donde unos pocos lectores y estudiosos se adentran para valorarlos. Pero con García Márquez es distinto.

El poeta, filósofo y escritor Alberto Bejarano en Archipiélagos e islas desiertas en clave francófona abre el espacio para un encuentro polirrítmico y polifónico entre obras con distintos orígenes y tiempos. Se trata de una búsqueda de propiciar interacciones de estilos, voces y preguntas que aparecen en conexión y sintonía con la literatura en francés.

Suscribirse a Crítica literaria