Ensayo

Quise empezar esta reseña con una imagen capaz de evocar y de resumir el contenido de este libro de Carolina Sanín sin el auxilio de las definiciones genéricas, pero los intentos sucesivos por acerar las palabras hasta sacarles su fuerza visual dieron resultados deleznables.

Un poco tarde para la historia, en 1989, Víctor Gaviria toma la decisión de dirigir Rodrigo D. No futuro, una de las primeras piezas artísticas colombianas que abordó el narcotráfico como telón de fondo, una obra que colocó las cámaras a favor de la realidad para mostrar el retrato de una sociedad fracturada por el sicariato, personajes que mataban para hacerle el quite a la pobreza y ganarse el respeto de sus compinches.

Suscribirse a Ensayo