Poesía

Ya en 2008, el escritor José Zuleta había reunido en Emprender la noche una selección de su obra poética. La nueva selección que presenta en La mirada del huésped y otros poemas es mucho más que una ampliación o actualización de esa primera antología.

“Salvo la música, todo es mentira”, escribió Cioran. Elkin Restrepo termina uno de sus poemas con un eco a aquella frase del autor rumano: “La música que oyes te salva”. La música, lo único real, es lo que permanece, como la poesía, que es música, y eso lo sabe el poeta, que se aferra a ella para sobrevivir.

Rem tene, verba sequentur (“domina el tema, y las palabras vendrán”), sentenció hace siglos Catón el Viejo. La recomendación del censor romano funciona bien para el pensamiento y la prosa, pero no así para la poesía, donde sucede lo contrario, como ingeniosamente lo planteó Umberto Eco al invertir los términos de la máxima latina: Verba tene, res sequentur (“domina las palabras, y el tema vendrá”).

El muro blanco (tomado de una institución cultural dirigida por Andrés Holguín en Bogotá, siglo anterior). Tamaño: 13,5 x 21,5 cm. Solapas: 10 cm. Contenido: 72 minitextos denominados como “poemas”. Total: 1.293 palabras en 90 páginas. Promedio por página: 14 palabras.

Despuntan dos libros cardinales que han traducido la poesía colombiana al francés. El primero, Poésie colombienne du xxe siècle, edición bilingüe, con traducción de Marilyne-Armande Renard y con selección e introducción —más de 25 páginas tiene dicho estudio— del poeta Fernando Charry Lara. Esta antología publicada en Suiza en 1990 por fortuna fue reeditada por la editorial L’Oreille du Loup en 2017.

Cuando los escritores son prolíficos en un género menos comercial que otros en el mercado, como pasa con la poesía, las ediciones de obras completas o reunidas son absolutamente necesarias, pues aunque uno intente seguirle los pasos a un autor o autora y reunir todos sus libros para tratar de hacerse una idea más completa de su escritura, a veces es difícil, unos no están en circulación, otros se han agotado.

Suscribirse a Poesía