Lo recuerdo…

Lo recuerdo…

La acumulación de recuerdos indiscriminados es probablemente un estado cercano al olvido. Más aún si esta cantidad de información reposa en lugares de difícil acceso. La frase “Lo recuerdo” contiene un verbo que puede tener el potencial de dotar a quien lo pronuncia de la grandeza de traer a un espacio de respeto la memoria de alguien dejado en el olvido, existente muchas veces solo en estadísticas y cuya presencia en el mundo fue seguramente trascendental para familiares y amigos. La labor del artista, en las obras presentadas en este espacio, es la de reivindicar este verbo a través de su trabajo y honrar la memoria de quienes han sido abandonados en el mar de la información y la acumulación de datos.